ECONOMÍA MUNDIAL. CAPÍTULO 13: EL DESARROLLO CAPITALISTA EN LA PERIFERIA DEL SISTEMA - Canal Hablamos

NUEVO

22 junio 2015

ECONOMÍA MUNDIAL. CAPÍTULO 13: EL DESARROLLO CAPITALISTA EN LA PERIFERIA DEL SISTEMA

Fuente: www.taringa.net
Autor: Manuel V. Montesinos
1.-Rasgos  básicos  del  modelo  de  acumulación  periférico

Como  ya  hemos  comentado  en  otras  ocasiones,  el  capitalismo  de  los  países  periféricos  y  su  modelo  de  acumulación  son  producto  de  la  expansión  del  capitalismo  de  Occidente.  Dicho  de  otro  modo,  su  crecimiento  es  inducido  por  la  acumulación  capitalista  del  mundo  desarrollado.  Pero,  a  pesar  de  esa  circunstancia,  las  características  de  las  economías  periféricas  distan  mucho  de  las  centrales.  Fundamentalmente,  ambos  tipos  se  distinguen  por  su  modelo  de  acumulación,  autocentrado  en  los  países  desarrollados  y  extravertido  en  los  subdesarrollados.

Centrándonos  primero  en  el  origen  del  capitalismo  periférico,  encontramos  ciertas  particularidades.  La  primera,  la  inexistencia  de  una  burguesía  como  la  que  hubo  en  Europa  durante  la  Revolución  Industrial.  Más  bien  el  poder  lo  poseían  las  clases  adineradas  procedentes  de  las  metrópolis  y,  posteriormente,  otras  autóctonas  pero  relacionadas  con  las  metrópolis  que  se  encargaron  de  perpetuar  el  modelo  de  acumulación  colonial.  Así,  desde  la  época  en  que  los  ahora  países  periféricos  estaban  bajo  el  control  de  las  potencias  occidentales,  el  carácter  dependiente  del  capitalismo  periférico  se  ha  ido  reproduciendo  de  manera  permanente.

Concretando  más,  podemos  enumerar  los  rasgos  básicos  del  modelo  de  acumulación  periférico,  en  los  que  se  basa  la  reproducción  del  subdesarrollo  de  estas  economías:

  • Especialización: el  proceso  de  expansión  capitalista  desde  los  centros  hacia  la  periferia  obedecía  a  las  necesidades  de  encontrar  nuevas  fuentes  de  abastecimiento,  nuevos  mercados  y  nuevas  oportunidades  de  inversión.  Así,  los  países  periféricos  se  especializaron  en  la  producción  de  aquellos  bienes  que  interesaban  a  los  centros,  sobre  todo  productos  agrícolas  y  minerales.
  • Extraversión: los  países  periféricos  son  extravertidos  económicamente,  es  decir,  sus  actividades  están  orientadas  a  la  satisfacción  de  mercados  extranjeros.  Dependen  de  las  exportaciones  y  las  importaciones.
  • Desarticulación: algunos  sectores  están  muy  desarrollados  y  otros  prácticamente  nada.  Tampoco  hay  relaciones  entre  unos  y  otros  (desarticulación  sectorial)  ni  entre  territorios  (desarticulación  territorial).
  • Desintegración: los  sectores  económicos  de  la  periferia  no  dependen  de  sus  mercados  internos,  sino  de  los  exteriores,  y  estos  no  guardan  relación  alguna  entre  sí.  Por  eso  los  estímulos  en  forma  de  inversiones  para  incentivar  el  desarrollo  no  producen  los  efectos  deseados.
  • Dependencia: los  países  periféricos  establecen  fuertes  lazos  de  todo  tipo  con  los  del  centro.  La  dependencia  económica  es  forzosa:  los  países  del  centro  son  los  únicos  clientes  y  los  únicos  proveedores  para  la  periferia,  y  también  la  única  fuente  de  financiación.

2.-La  sociedad  dual  y  el  desarrollo  del  subdesarrollo

La  introducción  del  capitalismo  en  la  periferia  supuso  la  división  de  la  sociedad  en  estos  lugares  en  dos:  una  clase  asalariada  y  otra  marginada,  un  colectivo  moderno  dedicado  a  actividades  de  carácter  capitalista  y  otro  tradicional  regido  por  reglas  no  capitalistas  y  dedicado  a  la  subsistencia.  Este  último  presenta  una  serie  de  rasgos:
  • Peso  predominante  del  sector  primario  en  su  actividad  económica.
  • Existencia  de  una  sobrepoblación  relativa  en  agricultura,  con  mucha  mano  de  obra  y  poca  productividad.  
  • Importancia  de  la  forma  no  valor  (economía  de  subsistencia  y  mercantil  simple)  en  la  reproducción  de  la  fuerza  de  trabajo.
  • Altas  tasas  de  natalidad  y  mortalidad  infantil.
  • Bajos  niveles  de  nutrición  y  problemas  de  subalimentación.
  • Acceso  limitado  a  medios  sanitarios  y  de  salubridad.
  • Alta  morbilidad  y  mortalidad  por  causas  perfectamente  evitables.
  • Bajos  niveles  de  escolarización  y  alfabetismo.
  • Bajos  niveles  de  ingresos  y  pobreza.

Además  en  esta  sociedad  dual  el  sector  atrasado  de  la  población  tiene  una  función  en  el  modelo  de  acumulación  capitalista:  el  excedente  que  genera  se  lo  apropian  los  caciques  locales,  que  a  su  vez  lo  comercializan  a  través  de  una  red  de  intermediarios  regionales,  nacionales  e  internacionales.  Y  no  solo  eso,  sino  que  este  sector  se  ve  obligado  a  adquirir  en  el  mercado  local  todo  aquello  que  no  es  capaz  de  producir  debido  a  su  atraso.

Por  otro  lado  se  da  también  una  dependencia  comercial  entre  la  periferia  y  los  centros,  que  se  benefician  del  atraso  y  el  subdesarrollo  de  la  periferia.  Esta  dependencia  propicia  el  desarrollo  del  subdesarrollo.  Al  sector  atrasado  se  le  niega  el  progreso  propio  del  capitalismo  con  estos  esquemas.

Mientras  tanto,  el  sector  moderno  de  las  sociedades  duales  periféricas  trabaja  en  actividades  de  carácter  industrial  y  percibe  un  salario  bajo  debido  a  la  presión  de  la  gran  oferta  de  mano  de  obra  procedente  del  sector  atrasado.  Esta  clase  tiene  un  nivel  de  vida  similar  al  de  los  campesinos,  pero  distinto.

Ahora  bien,  por  encima  de  estos  se  encontró,  primero,  una  clase  social  dominante  procedente  de  las  metrópolis  y  después  otra  local,  dedicada  a  la  reproducción  del  modelo  de  acumulación  periférico.

También  hay  que  destacar  las  intensas  migraciones  en  estos  países  hacia  las  ciudades,  dando  lugar  a  la  formación  del  lumpenproletariado,  la  clase  social  más  baja,  desarraigada  de  su  tierra  e  incapaz  de  incorporarse  a  las  actividades  de  carácter  capitalista.
  
En  cuanto  al  papel  del  Estado,  es  distinto  en  los  países  de  la  periferia.  El  Estado  contribuye  a  la  explotación  por  parte  de  los  centros  de  los  habitantes  de  estos  países.  Hace  muy  poco  por  acabar  con  el  subdesarrollo.

3.-Tipología  de  las  economías  periféricas

Al  margen  de  las  tipologías  establecidas  por  organismos  internacionales  como  Naciones  Unidas  o  el  Banco  Mundial,  podemos  clasificar  las  economías  periféricas  atendiendo  a  los  siguientes  aspectos:
  • Tamaño  de  las  economías: destacan  grandes  economías  o  países  como  Brasil,  Argentina  y  México  en  América  Latina  o  China,  India,  Pakistán  e  Indonesia  en  Asia.  Por  su  extensión,  el  dualismo  puede  hacerse  especialmente  presente  en  estos  países.
  • Tipo  de  integración  en  el  mercado  mundial: se  pueden  distinguir  así  los  países  primario-exportadores  (en  África,  Centroamérica  y  Sudamérica),  los  exportadores  de  petróleo,  los  exportadores  de  manufacturas  (especialmente  del  sur  y  sudeste  asiáticos,  además  de  algunas  economías  latinoamericanas  como  la  brasileña,  la  mexicana  y  la  argentina),  los  marginados  del  comercio  mundial  (especialmente  el  África  subsahariana),  etc.
  • El  grado  de  desarrollo  industrial  alcanzado  a  nivel  nacional: cabe  distinguir  así  los  países  con  economías  industrializadas  antiguas  (Argentina,  Uruguay,  México,  Brasil,  etc.),  los  nuevos  países  industriales  (Corea  del  Sur,  Singapur,  Taiwán,  Hong-Kong)  que  han  pasado  a  formar  parte  del  centro  industrial  y  los  países  con  un  bajo  grado  de  industrialización
  • La  pertenencia  a  determinadas  organizaciones  y  tratados  internacionales  (países  de  la  OPEP,  firmantes  de  la  Convención  de  Lomé,  etc.)  o  a  determinados  grupos  específicos  (países  gravemente  endeudados,  etc.).

Para  terminar,  se  acuña  el  término  semiperiferia  para  designar  a  las  economías  periféricas  más  cercanas  económicamente  al  Centro  (los  nuevos  países  industriales  y  algunos  de  industrialización  antigua)  y  con  niveles  de  desarrollo  similares  a  los  de  los  países  desarrollados  hace  algunas  décadas.  De  esta  manera,  los  países  semiperiféricos  no  pueden  ser  considerados  subdesarrollados  ni  pobres,  pero  tampoco  han  llegado  todavía  al  desarrollo  estable.

CONTINUARÁ…

BIBLIOGRAFÍA
  • MARTÍNEZ  PEINADO,  J.  y  VIDAL  VILLA,  J.M.  (2000): Economía  Mundial,  McGraw-Hill,  Madrid.
  • Clases  del  Prof.  Dr.  Juan  Manuel  Ramírez  Cendrero  (Universidad  Complutense  de  Madrid).


3 comentarios:

  1. "El Estado contribuye a la explotación por parte de los centros de los habitantes de estos países. Hace muy poco por acabar con el subdesarrollo."
    ¿La explicación a esto cuál sería?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas líneas hacen referencia al comportamiento que presentan los gobiernos de los países periféricos en muchas ocasiones, llegando a acuerdos con empresas multinacionales que no resultan en un mayor desarrollo ni en la generación de riqueza para la población. Gobiernos como el de Venezuela o Bolivia precisamente aluden a la necesidad de evitar la repetición de este error como justificación de medidas tan controvertidas como la nacionalización de la explotación de sus recursos naturales. De esta manera, los beneficios obtenidos con, por ejemplo, la extracción de petróleo son utilizados para la financiación de políticas sociales. No es riqueza que sale del país a pesar de ser originada en él, que es lo que ocurre en el caso de otros países.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

-->