EL MITO DE LA SEGUNDA REPÚBLICA - Canal Hablamos

NUEVO

04 junio 2015

EL MITO DE LA SEGUNDA REPÚBLICA

Proclamación de la II República.
Mucho se ha hablado de la II República y su importante papel en la historia de España. Sin embargo, muy pocos hablan del tema sin pecar de engañados o de embaucadores, ya que intentan mantener viva una falsa historia donde solo existió la derecha y la izquierda, los malos y los buenos. A lo largo de toda mi vida me he encontrado con distintas personas, de diferentes ideologías, que han dado visiones totalmente sesgadas sobre la Segunda República.

Para las personas de derecha fue un fraude, una falsa democracia y un ataque a la libertad. Para las personas de la izquierda una revolución social que dio paso a la democracia y la libertad. Para las personas de centro en cambio es más ambiguo, aunque tienden a decir que no fue una república bien gestionada, que tuvo grandes fallos en su composición y que la democracia no se consiguió como se esperaba. Posiblemente los de centro tengan más razón, ya que ellos nunca gobernaron como tal en la II República y tuvieron por ende un papel más de espectador que de gobernador y opositor directo, por no hablar de que fueron perseguidos en la Guerra Civil por ambos bandos, el nacional y el republicano y tuvieron que decidir bando para no ser fusilados por ambos, no por convicción como muchos creen.

Empecemos este artículo con una ubicación clave, pasamos del Reinado de Alfonso XIII a la II República tras la victoria de los partidos republicanos en las elecciones municipales de España. El rey Alfonso se exilia y se da paso a un gobierno de transición de ideología más de izquierda para garantizar unas elecciones libres e iguales en toda España. El 28 de Junio de 1931 las elecciones generales se llevaron a cabo y sus resultados fueron los siguientes:
Victoria de los partidos de la izquierda.

Se constituye pues el primer gobierno de la II República liderado por la izquierda, siendo el centro y la derecha la oposición dentro de las cortes. El Presidente de la República fue Niceto Alcalá-Zamora (de la derecha moderada) y el Primer Ministro Manuel Azaña (del centro político, con cierta tendencia a la izquierda).

Esta primera legislatura duró hasta 1933, y pasó a denominarse el bienio progresista por el gran número de reformas que se llevaron a cabo por la coalición de partidos de izquierda republicana. Entre ellas podemos destacar algunos acontecimientos positivos y negativos:

  • La reducción del poder de la iglesia. Aunque surgió el sentimiento anticlerical y se produjeron algunas quemas de iglesias y asesinatos al clero. Esto fue ya uno de los indicios de la radicalización de la izquierda.
  • La reforma agraria, necesaria para mejorar la productividad de la tierra en España, aunque no dio sus resultados esperados al corto plazo y enfadó a los colectivos agrícolas, quienes llegaron a presentarse a las próximas elecciones bajo un programa político de la derecha al ver en peligro sus tierras.
  • La reforma del ejercito, debido a dos factores: el primero la mentalidad monárquica de muchos altos mandos del ejercito, que podían plantear problemas para la II República, y la sobredimensión de los oficiales, siendo un coste levado y un problema de organización miliar en caso de conflicto. Dicha reforma jubiló a un gran número de oficiales y enemisto aun más a los militares monárquicos con la izquierda republicana. Esto asentó aun más las bases para los golpes de Estado sucesivos por el bando monárquico que casi no contaba con representación en las cortes.
  • La reforma laboral, donde se asentó en el Ministerio del Trabajo a Largo Caballero (de la izquierda radical y líder sindical), con el objetivo de mejorar los niveles salariales de los trabajadores españoles y tratar de realizar una reforma totalmente socialdemócrata de las leyes laborales, hecho que debilitó las patronales y fortaleció los sindicatos. Con este paso se crearon mayores brechas entre el sector empresarial y la izquierda republicana, a la vez que no tuvieron los resultados esperados. Dicha reforma no pudo arreglar los problemas del paro y se le acusó de ser la culpable del mismo, por lo que los trabajadores españoles no vieron mejora alguna.
  • El auge del nacionalismo. Para evitar la independencia de la región de Cataluña se le concedió la creación de su autonomía propia mediante la Generalitat. En las Vascongadas se elaboraron diversos Estatutos de Autonomía, pese a que no toda la población estuviera de acuerdo, hecho que dividió más al votante español respecto a si confiar en la izquierda republicana. Las concesiones a los nacionalistas empeoraron aun más las relaciones con los altos mandos militares y los sectores de la derecha.
  • El fallido golpe de Estado monárquico de 1932. La "Sanjurjada", nombre obtenido de su líder, el General Sanjurjo, fue un golpe de Estado liderado por varios mandos militares del ejercito español en 1932 para derrocar al gobierno republicano. Sin embargo, pese a que se diga que fue un golpe orquestado por la derecha en general, el golpe fue ideado por un colectivo de la derecha monárquica sin gran representación en las cortes y no fue apoyada por el ejercito. Solo 145 oficiales participaron en el fallido golpe de Estado. El general Sanjurjo se vio obligado a exiliarse a Portugal, desde donde idearía un futuro golpe de Estado.

Tras todos estos acontecimientos se produjeron las elecciones de 1933 que dieron un vuelvo a la situación política de España:
Victoria de los partidos de la derecha con el apoyo del centro.


La izquierda se presento totalmente desunida por los conflictos internos de la coalición de la legislatura anterior. A la vez, la derecha republicana se reorganizo y se nutrió del descontento de la población por los resultados de las reformas anteriores. Podemos ya ver que estas elecciones demuestran que el dicho "la II república era solo de izquierdas" es falso. 

En 1933 obtiene la victoria la derecha, y pese ser ellos quienes tienen la legitimidad según las urnas de formar gobierno, se da un caso insólito. La derecha y el centro pactan, saliendo como gran vencedor el centro quien crea el gobierno de la segunda legislatura. En ese gobierno la derecha tiene una escasa representación en los ministerios en comparación a su fuerza en las cortes. Es investido Primer Ministro Alejando Lerroux (del centro político)

Al igual que el gobierno de la izquierda republicana de la legislatura anterior, este gobierno conformado por conservadores y liberales se enfrento a diversos problemas y acontecimientos que marcaron su fin:
  • Diputados de la derecha no estaban de acuerdo con pactar con el centro, al igual que diputados del centro no lo estaban con la derecha. No es lo mismo la derecha y el centro, ese hecho se hizo notar en la formación de gobierno donde ambos colectivos tuvieron que ceder bastante para crear la coalición de gobierno, esto enemisto a varios miembros entre sí y dividió en parte el gobierno.
  • Los líderes de la oposición llamando a la revolución proletaria. Largo Caballero ,entre otros dirigentes de la izquierda, consideró oportuno llamar a los trabajadores a una revolución para restablecer el gobierno que consideraban legitimo. Esto fue un ataque a la democracia por parte del colectivo de la izquierda republicana al no respetar los resultados electorales.
  • El perdón a los golpistas de 1932. Como parte de exigencias de la derecha republicana se concedió el perdón a algunos oficiales golpistas. Este hecho fue uno de los detonantes para que la izquierda se radicalizara más en contra del gobierno. A la vez que no garantizó que la derecha monárquica se mantuviera fuera del futuro golpe de Estado.
  • El auge del fascismo. El falangismo se convirtió en una fuerza en crecimiento que ya contaba con representación y se oponía completamente al gobierno de la derecha republicana y al anterior gobierno de la izquierda republicana, es aquí cuando entra uno de los principales factores clave que ayudan a entender que en la II República no solo existió la derecha, el centro y la izquierda, sino también los extremos que fueron los impulsores de los golpes de Estado y las revoluciones armadas. El radicalismo aumentó con la entrada en el mapa político del fascismo emulado de la Italia Fascista y la Alemania Nazi.
  • La proclamación de la independencia de Cataluña, que fue contestada con la intervención del ejercito. A los colectivos de la izquierda y derecha nacionalista no les sentó bien que se frenase totalmente el proyecto nacionalista y se encarcelase al gobierno de la Generalitat. Este punto agravó aun más el sentimiento nacionalista.
  • La Revolución de Octubre y la masacre del mismo. La izquierda republicana se alzó en armas en una de las mayores huelgas convocadas para derrumbar al gobierno. El gobierno no pudo contener correctamente las revueltas e instó al ejercito a intervenir contra civiles armados. Los resultados fueron un desastre, la muerte de miles de personas destrozó por completo la imagen del gobierno y sentenció su fin, a la vez que radicalizó aun más a la izquierda y a la derecha, a unos por la muerte de sus compatriotas, a los otros por el intento de derrocar el gobierno.
  • La marcha atrás de todas las medidas en progreso del gobierno anterior, hecho que desagrado por completo a la oposición conformada principalmente por la izquierda, aunque en comparación con los acontecimientos anteriores, fue el menos grave de todos.
Al final de todos estos acontecimientos la coalición entre el centro y la derecha republicana se fragmentó, siendo entonces solo la derecha la que al final quedaba gobernando y el centro pasó a ser parte de la oposición. Cuando la derecha más radical exigió que se cediera la presidencia a uno de los suyos, el Presidente de la República se negó y convocó nuevas elecciones, las de 1936:
Victoria de los partidos de la izquierda bajo el Frente Popular.
Las elecciones de 1936 fueron un desastre para la derecha y el centro republicano. La derecha se presentó totalmente desunida y perdió a una gran parte de sus diputados, el centro directamente desapareció quedando en una minoría que se acabó aliando con la izquierda en el llamado Frente Popular.

El nuevo gobierno del Frente Popular fue variopinto y reunió posturas ideológicas muy diversas llegando desde la izquierda más radical al centro más moderado. El nuevo Presidente fue Manuel Azaña y el Primer Ministro Manuel Portela (de ideología de centro).
Vemos pues otro asunto clave sobre la II república y es que el Frente Popular no fue un movimiento únicamente de izquierdas al integrar a partidos políticos de centro.

La tercera legislatura heredaba ya los problemas de la primera y la segunda, el continuo auge de la radicalización y el no respeto de los resultados electorales por parte de los distintos colectivos políticos debido a que anteriormente no se respetaron sus resultados:
  • Se reanudaron las reformas que fueron canceladas, pero la población ya más radicalizada no pudo esperar a ver los resultados y se produjeron revueltas por colectivos comunistas y anarquistas.
  • El fascismo se convierte en una fuerza peligrosa al ganar adeptos de la derecha debido a los efectos de la radicalización ocasionados por el boicot de la izquierda al gobierno del bienio conservador.
  • Se producen asesinatos entre dirigentes políticos de la derecha, el centro y la izquierda entre si, en especial de la derecha y la izquierda. La radicalización aumenta.
  • Auge total del movimiento anticlerical, asesinatos hacia el clero y quema de propiedades eclesiásticas, hecho que radicaliza al clero a unirse al sector de la derecha más radical.
  • Golpe de Estado de 1936 y Guerra Civil Española. La radicalización de ambos bandos lleva al de la derecha radical, tanto republicana como monárquica a asestar con gran apoyo militar un golpe de Estado que falla y divide España en dos bandos, el leal al gobierno electo en las urnas y el bando nacional contrario al gobierno. Se acaba así con la II República y se crean las dos Españas.
  • Durante la Guerra Civil la Izquierda se radicaliza y extermina a sus opositores. El centro queda apartado por completo del gobierno republicano, siendo acusado de pertenecer al bando nacional, se instaura un pensamiento radical a favor del marxismo que excluye a las demás ideologías y se trata de realizar una revolución social que genera más muertes.
Finalmente gana el bando nacional liderado por diversas ideologías que acuerdan unirse (pese a no tener puntos en común) y se instaura una dictadura que dura hasta 1975.


Hemos podido ver un par de cosas clave para entender por qué falló la II República:
  1. La izquierda no respetó a la derecha y la derecha no respeto a la izquierda. Al no respetarse mutuamente en las urnas y boicotear cada uno el gobierno del otro se radicalizaron ambos y dejaron claro que la democracia no era posible.
  2. Dentro de la derecha existían republicanos. No es cierto que la derecha fuera partidaria de una dictadura como tal. La II República fue un proyecto donde participaron diversas ideologías.
  3. El ejercito y los movimientos proletarios fueron la principal mecha que destrozo todo intento de instaurar una república democrática. Ambos bandos, que se nutrieron de la radicalización de la población, buscaron instaurar su propio régimen y acabar con la democracia.
  4. No existieron buenos y malos según ideologías, en todas las ideologías aparecieron extremistas.
  5. La II República estaba abocada a su destrucción por la falta de respeto democrático.












Puedes seguir a Alexandro Gaffar a través de su

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->