CLAQUETA Y ACCIÓN: DEL REVÉS - Canal Hablamos

NUEVO

26 julio 2015

CLAQUETA Y ACCIÓN: DEL REVÉS

Cartel  promocional  de  Del  revés.

Hasta  1995,  hablar  de  cine  de  animación  era  lo  mismo  que  hacerlo  sobre  películas  para  niños,  cuentos  como  los  que  Warner  o  Disney  narraban  con  tanto  éxito  aprovechando  el  saber  hacer  que  acumulaban  gracias  a  las  series  protagonizadas  por  personajes  como  Bugs  Bunny  o  Mickey  Mouse.  Sin  embargo,  hace  veinte  años  los  estudios  Pixar,  nacidos  en  el  seno  de  Lucasfilm  para  posteriormente  ser  adquiridos  por  Steve  Jobs,  marcaron  un  antes  y  un  después  con  Toy  Story.  Además  de  tratarse  del  primer  largometraje  comercial  generado  íntegramente  por  ordenador,  el  estreno  de  las  aventuras  de  unos  valientes  juguetes  señaló  el  camino  que  desde  entonces  habrían  de  seguir  los  filmes  animados,  llamados  a  ser  capaces  de  entretener  tanto  a  pequeños  como  a  adultos.

Este  ha  sido  el  rasgo  que  ha  caracterizado  a  todos  y  cada  uno  de  los  quince  títulos  producidos  por  la  factoría  californiana,  finalmente  absorbida  por  Disney  en  2006  tras  más  de  una  década  de  colaboración.  Además  de  los  divertidos  momentos  que  han  fascinado  a  los  más  pequeños  marcando  a  toda  una  generación,  las  creaciones  de  Pixar  siempre  reservan  algún  detalle  para  emocionar  a  los  mayores.  Tal  es  el  caso  de  la  última  escena  de  Toy  Story  3  o  los  primeros  minutos  de  Up


No  obstante,  la  ausencia  de  Pixar  de  las  pantallas  durante  el  año  pasado  levantó  ciertos  rumores  de  crisis  artística  y  creativa.  La  puesta  en  marcha  de  demasiadas  secuelas  (Buscando  a  Dory,  Toy  Story  4,  Cars  3,  Los  Increíbles  2)  no  hizo  más  que  hacer  crecer  las  sospechas  sobre  una  posible  falta  de  ideas  plasmada  en  el  estreno  de  Cars  2  o  Brave,  por  debajo  del  nivel  de  excelencia  al  que  Pixar  nos  tenía  acostumbrados.  El  estreno  este  verano  de  Del  revés  (Inside  Out)  no  ha  hecho  más  que  confirmar  lo  equivocados  que  estábamos.

Del  revés  no  es,  como  afirman  muchos,  producto  de  la  reinvención  de  Pixar,  sino  el  retorno  a  lo  que  sus  animadores  han  sabido  siempre  hacer  tan  bien.  En  esta  obra,  dirigida  por  Pete  Docter  y  Ronaldo  del  Carmen,  se  nos  pone  en  la  piel  de  Riley,  una  niña  de  once  años  cuyo  crecimiento  depende  del  desempeño  de  sus  emociones:  Alegría,  Tristeza,  Ira,  Miedo  y  Asco.  Bajo  el  liderazgo  de  la  primera,  Riley  desarrolla  una  vida  feliz  junto  a  sus  padres.  Pero  la  mudanza  desde  Minnesota  hasta  San  Francisco  de  la  familia,  unida  a  un  incidente  entre  Alegría  y  Tristeza,  pondrán  en  peligro  la  estabilidad  sentimental  de  la  niña  y  su  relación  con  sus  seres  queridos.

Ira,  Asco,  Alegría,  Miedo  y  Tristeza  en  el  interior  de  Riley.
Más  que  por  su  argumento,  Del  revés  destaca  por  la  descripción  que  ofrece  del  funcionamiento  de  las  emociones  humanas.  Para  su  construcción  Pixar  contó  con  el  asesoramiento  de  Dacher  Keltner  y  Paul  Ekman,  científicos  de  la  Universidad  de  California  expertos  en  la  materia.  Y  si  bien  la  película  no  refleja  de  manera  exacta  el  modo  en  que  las  emociones  influyen  en  nuestro  comportamiento  y  pasa  por  alto  algunos  aspectos  (existen  más  de  cinco  emociones,  el  papel  del  razonamiento  lógico  en  la  toma  de  decisiones,  por  ejemplo),  el  resultado  es  una  de  las  más  bellas  metáforas  sobre  el  tema  que  podemos  encontrar  en  toda  la  historia  del  cine.  

Ello,  unido  a  una  animación  impecable,  un  gran  guión  rebosante  de  buen  humor,  un  excelente  trabajo  de  Michael  Giacchino  con  la  banda  sonora  y  la  pequeña  obra  de  arte  que  es  Lava  (el  corto  que  precede  a  la  película)  convierten  a  Del  revés  en  uno  de  los  títulos  imprescindibles  para  este  verano,  ideal  para,  tengas  la  edad  que  tengas,  pasar  un  buen  rato.

 

Autor: Manuel  V.  Montesinos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->