AUGE Y CAÍDA DE LA NUEVA DERECHA - Canal Hablamos

NUEVO

27 octubre 2015

AUGE Y CAÍDA DE LA NUEVA DERECHA


Santiago Abascal, líder de VOX.
Hoy toca realizar un análisis a un partido político que despegó con bastante potencia para las Europeas de 2014 y tras ellas sufrió un genocidio mediático y electoral abismal. Estamos hablando de VOX (voz en latín), un partido que se declara a si mismo la nueva derecha.

Para entender la situación actual de dicho partido es clave entender su historia, quienes fueron sus fundadores y el trágico incidente del 25M.

ORIGEN
El partido nació como una escisión del Partido Popular (PP) debido al descontento con las lineas generales y de actuación que había llevado el presidente Rajoy, que en resumidas palabras han llevado al propio PP ha convertirse en un partido socialdemócrata, abandonando su posicionamiento democristiano (conservador) que había mantenido desde la época de Manuel Fraga hasta 2011.

Fundadores de VOX durante la presidencia de Alejo Vidal-Quadras.
El partido se registró oficialmente el 12 de diciembre de 2013 con el objetivo de recoger el voto de la derecha desencantada con el PP (sobretodo en materia antiterrorista). Sus promotores clave fueron José Antonio Ortega Lara (víctima de ETA), José Luis Gonzáles Quirós (profesor de filosofía), Santiago Abascal (exdiputado del PP) e Ignacio Camuñas (exdiputado de UCD). Posteriormente entró Alejo Vidal-Quadras (exeurodiputado del PP), que provenía del PP y se convirtió en presidente de VOX y candidato principal para las Europeas del 25M de 2014.

Vemos pues que el partido contó con fundadores con una conocida carrera política en España en partidos de derecha y centro (PP y UCD), por lo que contaba con los ingredientes iniciales para atraer el voto de la derecha y desgastar al PP. Sin embargo, faltaba añadir un elemento clave, tener representatividad en alguna institución parlamentaria y así abrir las puertas al auge del partido.

EL FUSILAMIENTO DEL 25M
VOX se jugaba todo el 25 de marzo de 2014 con las elecciones Europeas, si obtenían representación se anotaban una victoria más clave de lo que mucha gente suponía, pues podía marcar un inicio de cambio en la derecha española, al igual que consiguió Podemos un cambio en la izquierda.

Tristemente para los fundadores de VOX, no se dio dicho resultado y no obtuvieron representación alguna en el Parlamento Europeo, consiguieron movilizar a 244.929 votantes, un 1,56% de los votos totales, pero insuficientes, quedándose a las puertas de obtener el escaño. Primavera Europea, una coalición de partidos ecosocialistas y nacionalistas se posicionó frente a VOX por una diferencia de 54.955 votos, arrebatandole el escaño.
Alejo Vidal-Quadras durante un evento de campaña.
Al no obtener representación alguna, el partido verde sufrió una gran derrota que llevaría al partido a un conflicto que haría temblar toda su estructura y condenarse, lo que viene a ser un fusilamiento en toda regla.

Meses más tarde los efectos se harían notar, la cúpula directiva se derrumbo con una oleada de dimisiones dejando el partido sin coordinación y con una necesidad urgente de restablecer la cadena de mano. Ignacio Camuás, Cristina Seguí, María Jesús Prieto Laffargue y Alejo Vidal-Quadras abandonaron el partido. El nuevo líder del partido pasó a ser Santiago Abascal.

EL ANTES Y EL DESPUÉS DEL 25M
La caída de la junta directiva marcó un antes y un después para la nueva derecha española. Las personas con renombre entre la derecha y parte del centro traía consigo una serie de beneficios para el partido; publicidad, salir en medios de comunicación, atracción de votantes y financiación.

Como bien ya han podido imaginar, ahora que esas personas abandonaron la entidad verde, se fueron todos esos beneficios también se evaporaron.

VOX sufre una crisis muy visible de difusión mediática, donde es prácticamente inexistente su nombre en los medios de comunicación. Este es el factor principal de su caída, como bien dijo Oscar Wilde "Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti".

A su vez el partido verde sufre otra crisis, menos apreciable, pero que no escapa a quienes indagamos en analizar el marketing de todo partido político. VOX tiene problemas de financiación, y se puede detectar con solo observar las campañas electorales de las Europeas 2014, cuando había financiación abundante, y las autonómicas y municipales de 2015, donde no había financiación suficiente para una campaña fuerte. El detalle simple y clave es la ausencia de: fotógrafos profesionales contratados, publicidad pagada y elementos de merchandising masivos. Un partido que no tiene fondos para campaña, está abocado a su destrucción, cosa que aprendí en mi pequeño paseo como asesor de marketing en un partido municipalista en esas mismas elecciones.
Fotograma del spot electoral de
Vidal-Quadras sobre el Caso del Elefantes
(reducir el gasto público).
Fotograma de un evento reciente de VOX.
Véase la ausencia de calidad, mala luz, y desenfoque.
Un experto en marketing no permitiría esta calidad para públicar.
El tema económico lo podemos observar en la propia contabilidad de VOX:
  • Gastos de la campaña de las Europeas 2014 = 582.113,62€
  • Gastos presupuestados para todo 2015 = 335.537,64€

Observamos la reducción del gasto para todo 2015 a ser casi la mitad de lo que se gastó en las Europeas de 2014. Sabemos por la propia contabilidad de VOX que obtuvieron en ingresos más de 1 millón de euros, donde cerca del 60% se distribuyó para sufragar los gastos de todo 2014. Si se ha aplicado una austeridad directa en lo presupuestado implica que el partido ha perdido probablemente una gran cuantía de ingresos por donaciones privadas (que fueron más del 80% de su financiación en 2014).

EN LA ACTUALIDAD
VOX volvió, tras el fusilamiento del 25M y los problemas que arrastraba (mal marketing, falta de comunicación mediática y falta de financiación) a presentarse a una elecciones, las autonómicas y municipales de 2015. El partido verde obtuvo 22 concejales en toda España, fracasando, como cabía esperar con dichos problemas, a obtener algún diputado autonómico.

Si VOX se presenta a las generales para el Congreso de los diputados y el Senado sin solventar su problema mediático y su financiación, solo sufrirá otro fracaso, pues la nueva derecha tuvo su auge hasta las Europeas y una fuerte caída tras dichos comicios.



No dude en dejar su opinión en comentarios, sea para contradecirme o aportar más argumentos.












Puedes seguir a Alexandro Gaffar a través de su

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->