ES EL SISTEMA ECONÓMICO, ESTÚPIDO - Canal Hablamos

NUEVO

04 diciembre 2015

ES EL SISTEMA ECONÓMICO, ESTÚPIDO

"Es la economía, estúpido" fue uno de los lemas de la campaña electoral que llevó a Bill Clinton a la presidencia de los Estados Unidos en 1992.

Uno  de  los  temas  de  discusión  más  apasionantes  en  Economía  es  el  relativo  al  sistema  económico.  Quienes  han  participado  y  participan  en  este  debate  (todos,  como  ciudadanos,  deberíamos  hacerlo,  por  cierto)  suelen  estar  de  acuerdo  en  lo  que  se  entiende  por  este  término.  Nos  serviría  entonces  la  definición  de  Enrique  Palazuelos,  según  el  cual  un  sistema  económico  sería  el  modo  de  organizar  la  actividad  y  las  relaciones  económicas  entre  los  miembros  de  la  sociedad  con  el  fin  de  obtener  un  determinado  nivel  de  producción,  bien  para  garantizar  la  mera  supervivencia  de  la  sociedad,  bien  para  lograr  su  reproducción  ampliada  mediante  la  paulatina  ampliación  de  sus  capacidades  productivas  (crecimiento).  En  otras  palabras,  en  un  sistema  económico  los  seres  humanos  nacemos,  crecemos,  nos  reproducimos  y  morimos.

A  lo  largo  de  la  historia  la  actividad  económica  ha  estado  organizada  bajo  distintos  sistemas,  pero  fue  el  cambalache,  problemático  y  febril  siglo  XX  (como  cantaba  Carlos  Gardel  en  el  tango)  el  que  planteó  el  enfrentamiento  entre  los  dos  extremos  que  hoy  conocemos: la  economía  de  libre  mercado  y  el  socialismo.


Dejando  a  un  lado  las  repercusiones  de  cada  uno  de  estos  sistemas  sobre  la  evolución  de  la  economía  mundial  (sería  interesante  tratarlo  en  otra  entrada),  ambos  presentan  tanto  virtudes  como  defectos  en  términos  microeconómicos.  Para  aprovechar  las  primeras  y  corregir  los  segundos  la  mayoría  de  los  países  han  optado  por  un  sistema  económico  mixto,  en  el  que  el  sector  privado  y  el  público  se  complementan  para  corregir  los  problemas  de  eficiencia  y  equidad  que  puede  crear  cada  uno  de  ellos  por  separado.

Pero  entonces,  si  ya  se  ha  encontrado  una  solución,  ¿por  qué  continúa  el  debate?  Porque  el  sistema  económico  perfecto  no  existe.  Más  bien,  lo  que  se  discute  es  dónde  situarnos,  más  cerca  del  libre  mercado  o  del  Estado,  aunque  no  hay  ninguna  alternativa  en  la  que  todo  sean  ventajas.  Y  es  que  en  la  Economía,  como  en  la  vida,  no  se  puede  contentar  a  todo  el  mundo.

Autor:
Manuel  V.  Montesinos
Twitter,  Linkedin  y  web

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->