LA BUENA NOTICIA - Canal Hablamos

NUEVO

25 febrero 2016

LA BUENA NOTICIA

Sin lugar a dudas el pacto suscrito ayer entre PSOE y Ciudadanos es la mejor estrategia política que he visto en años. Un acuerdo que beneficia a los intereses de ambos partidos, que perjudica la egolatría de Pablo Iglesias y Mariano Rajoy, y, sobre todo, que enseña la salida del túnel a todos los españoles.

Doscientas medidas. Algunas reales y tangibles en el gobierno, otras necesarias de consenso. Pero indispensables para España. Es un órdago en toda regla, una partida de mus que se venía venir.

En el mus, cuando una pareja envida a grande, y luego a chica, y te dice que tiene pares, la única posibilidad que existe es que tengan dúplex. Reales. Albert Rivera y Pedro Sánchez se están llevando los primeros tantos de la partida. Sería estúpido, y lo está siendo, que la pareja rival fueran dos que no se hablan y se odian, amen de aceptar todos los envites.

El ansia de abarcar todo ápice de poder que tienen PP y Podemos les puede llevar a la ruina en la partida. Si no tienes cartas suficientes para aceptar los envites, te haces a un lado, ya llegará tu turno. A la hora de ver si tienen juego o no.

Que un Gobierno naranja y rojo es lo mejor para los españoles es evidente. Que azules y morados deben jugar un papel fundamental en la reforma constitucional, también. Vayamos por partes.

Decía Escaño Vacante que los diputados del PP deberían tener libre albedrío de voto y abstenerse en la investidura.Una buena idea, pero irrealizable en la monolítica tradición popular. Pero son muchas voces que lo piden, y marzo es muy largo. Sin embargo, en pura estrategia política, deberían votar siempre en contra de un acuerdo que quiere reventar la sin razón de los últimos cuatro años. ¿Acaso el propio partido no está de acuerdo con las decisiones monclovitas? Yo no digo nada.

Podemos sí que debe abstenerse. ¿Votar en contra del cambio? ¿Votar en contra de quitar a Rajoy? ¡¿Votar lo mismo que Rajoy?! Pablo Iglesias habla muy bien, estoy deseando ver cómo explica que solo venía a tener una silla en el Gobierno.

Efectivamente, los extremos se tocan. No solo en las formas, sino también en el fondo. La intransigencia con la que ambos han rechazado el pacto. Su modelo de dominación estatal. Sus políticas y medidas económicas de calado y beneficio para los suyos.

Solo deberían votar en contra los independentistas catalanes y Bildu, porque Ciudadanos es el paradigma de la unión. Los nacionalistas deberían abstenerse, pura lógica: el partido de Rivera es fiel defensor de la diversidad española. Que nadie venda lo contrario. Y no estoy seguro de esto, porque no sabemos si entrarán en el Gobierno.

Pequeñas diferencia de la nueva política.


Ayer fue un gran día. Mientras unos firmaban y hacían historia, el Presidente en funciones hablaba en Espejo Público sobre que los humanos tienen sentimientos, sobre que se iba a volver a presentar y, sobre todo, de Rita Barberá, que no era culpable. No hay más palabras, señoría.

Pedro Sánchez dio la vuelta a la tortilla.

¿Que Rajoy se ríe del Rey y dice que, después de mes y medio sin hablar con nadie, no tiene los apoyos, pero que volverá a pasarse por ahí? ¿Que mientras tanto en Génova se jactan de que el marrón lo tiene el PSOE? Pues pacto con Ciudadanos un acuerdo espectacular que gusta a tus votantes.

¿Que Pablo me presenta una plan de Gobierno neo-comunista y de cambio? Pues pacto con Ciudadanos un acuerdo reformista que abarca la mayoría de intereses sociales y económicos de los españoles.

Lo más clarividente son el hervidero de las redes sociales de ayer. Tiraban de hemeroteca, de Sánchez y Rivera, cuando no iban a pactar. Prefiero que se contradigan en la política de pactos si consiguen realizar el 80% de su programa electoral, que es lo que voto. 

Pero el contenido no ha sido criticado. ¿Por qué? Ayer muchos quedaron retratados. 

Podemos, cómo explicarán que votan no al cambio.

PP, cómo explicarán que prefieren un frente popular de izquierdas a uno de centro.

Cómo explicarán que la cultura de pactos solo es buena si estás tu dentro.

Cómo explicarán que prefieren estar sin actividad legislativa hasta Septiembre.

Cómo explicarán la presencia de Rajoy en el próximo Consejo Europeo.

Cómo explicarán que rechazan un pacto donde se pone fin a los desahucios. Que rechazan la ley de segunda oportunidad. Que baja el IVA cultural. Que solo suben los impuestos a las grandes fortunas. Que crea un nuevo modelo productivo para eliminar el paro estructural. Que quita los aforamientos. Que quita la diputaciones mejorando sus servicios (la mitad de su gasto es en ella misma).

Cómo nos explicarán su negativa a que los autónomos paguen 45 euros y no 300. Cómo explicarán que no les gustan las leyes específicas en contra del cambio climático y la pobreza energética. O eliminar el capitalismo de amiguetes.  Negarse a dar cheques de formación a los parados. o ir en contra de la mochila austriaca,que garantiza no perder tus derechos laborales. ¿se negarán a llegar al 3% en I+D+I?

¿Nos explicarán porque votan en contra de un acuerdo de conciliación familiar que aumenta hasta las 26 semanas en vez las 8 actuales? ¿O de un pacto contra la violencia machista? ¿Dirán a sus votantes que dicen no al pacto educativo y a la laye contra el acoso escolar?

¿Votarán en contra de volver a universalizar la sanidad y equipararla en todas las CCAA?¿Votarán en contra de una reforma electoral? ¿En contra de un complemento salarial? ¿En contra de recuperar los millones evadidos en la amnistía fiscal? ¿La transformación del Senado en una verdadera cámara territorial?

¿Nos lo explicarán?

Autor:
Pablo López Reclusa



No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->