CLAQUETA Y ACCIÓN: CIUDADANO KANE - Canal Hablamos

NUEVO

15 diciembre 2016

CLAQUETA Y ACCIÓN: CIUDADANO KANE



Considerada por muchos la mejor película de la historia del cine, narra la vida de Charles Foster Kane, un magnate de la prensa estadounidense. Dirigida (y protagonizada) por Orson Welles en 1941, que ya se había consagrado tres años antes con la adaptación de La guerra de los mundos, está inspirada en la vida de William Randolph Hearst. Se nos presenta la vida de Kane a través de flashbacks, empezando por su propia muerte, que es noticia en todo el mundo, y tras la cual se desata un gran afán por descifrar el significado de su última palabra, Rosebud, del que nadie a su alrededor parece tener ni idea.


El periodista Thompson empieza la investigación por Susan, la segunda esposa de Kane, que se ha vuelto alcohólica y se niega a contar nada. Thompson acude entonces al archivo privado de Thatcher, un difunto y conocido banquero que fue el tutor de Kane durante infancia y juventud, y a continuación entrevista a su amigo Jedediah, a Susan de nuevo, a su apoderado y a su mayordomo.  Descubrimos que Kane tuvo una infancia pobre en Colorado, hasta que encuentran una mina de oro en una propiedad de su madre, quien lo envía a la costa a ser educado junto a Thatcher. 

Cuando cumple 25 años entra en el negocio de la prensa y toma el control del New York Inquirer, con el que manipula la opinión pública y practica el sensacionalismo. Para aumentar su poder se casa con Emily, sobrina del presidente, y se presenta a gobernador de Nueva York, pero se descubre su aventura con Susan, lo que destruye su matrimonio y su carrera política, a manos de su rival Jim Gettys. Entonces se casa con Susan, que ejerce de cantante de ópera a pesar de no tener talento, hasta que ésta intenta suicidarse. Finalmente Susan abandona a Kane, quien pasa sus últimos años construyendo su enorme mansión, Xanadú.

De vuelta en el presente, vemos cómo las variopintas y abundantes pertenencias de Kane están siendo catalogadas, con Thompson desesperado e impotente ante el misterio, pero finalmente descubre que Rosebud es el nombre del trineo que Kane tuvo cuando era niño, única época en su vida en la que fue verdaderamente feliz. El trineo, junto con otros objetos de la mansión, es quemado por el personal de Xanadú, y el lugar queda abandonado. Nunca llegamos a acceder a la verdadera personalidad de Kane, a quien le van sucediendo diversas desgracias personales y financieras.


La historia es narrada en tres niveles: un narrador cinemático, el narrador interno (intradiegético) Thompson y los personajes-testimonios; y a su vez el tiempo se fragmenta entre la semana que emplea Thompson en su investigación y los 75 años de vida de Kane, lo cual fue profundamente innovador para el lenguaje cinematográfico. Es muy destacable la fotografía de Toland, consagrando la película por su empleo de la profundidad de campo, sin la intención de invisibilidad del lenguaje que tenían otros directores. En casi todas las escenas hay una solución visual muy ingeniosa que renueva la concepción de secuencia dramática y encierra ideas de importante calado psicológico.

Fue un fracaso en taquilla (a Hearst no le hizo ninguna gracia que estuviera basada en él), pero recibió muy buenas críticas. Es la primera película de Orson Welles, que por entonces era un joven ambicioso ya curtido en el teatro y la radio, con carta blanca gracias a un suculento contrato con RKO. Tradicionalmente se ha interpretado como una reflexión sobre la ambición desmesurada, desde una perspectiva crítica y pesimista de la voluntad de poder, se presenta el sensacionalismo del New York Inquirer como la única alternativa para escapar del mundo gris en el que vive el magnate, que se labra admiración y odio a partes iguales.
De lo que no cabe ninguna duda es que Ciudadano Kane es una de las películas más influyentes de todos los tiempos, con un lenguaje innovador que abrió las puertas del cine moderno y un guión atemporal que sigue hoy en plena vigencia. Una obra imprescindible para cualquier amante del cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->