INÉS ARRIMADAS NO SERÁ PRESIDENTA DE CATALUÑA - Canal Hablamos

NUEVO

11 diciembre 2017

INÉS ARRIMADAS NO SERÁ PRESIDENTA DE CATALUÑA

Resultado de imagen de Candidatos 21D

El próximo 21 de diciembre son las elecciones autonómicas de Cataluña, las segundas hechas por adelanto electoral ya en dicha comunidad por el motivo exclusivo de la independencia. Se tratará de un día histórico, dicen algunos, porque supondrá un cambio en la situación en la que se encuentra ahora mismo Cataluña y que tiene en vilo a toda la nación.

Pero lejos de la verdad son esas afirmaciones que están haciendo tanto los partidos independentistas como los constitucionalistas. El 21 de diciembre no habrá ningún cambio, y a las encuestas y los posteriores posibles pactos electorales me remito.

Existen tres posibles resultados de éstas elecciones, según los discursos de todos los partidos políticos que se presentan y tienen actualmente representación:
  • Tener de nuevo un gobierno de corte independentista que aglutine conservadores, liberales, socialdemócratas y comunistas.
  • Volver a la época del tripartito de izquierdas catalán de 2003-2010.
  • Tener por primera vez un gobierno de corte constitucionalista que aglutine a conservadores, liberales y socialdemócratas.
Si tomamos las últimas encuestas que han salido éste mes de diciembre (del día 1 al día 11) y calculamos el promedio de escaños, obtenemos el siguiente resultado:

Con los hipotéticos resultados del promedio de sondeos de diciembre podemos ver la viabilidad de los tres escenarios anteriores en cuanto a suma de escaños:
Según el promedio de encuestas el pacto independentista entre ERC, JxCAT (PDeCAT), y la CUP obtendría a la mínima la mayoría absoluta y sería la única opción clara de formar gobierno.

Recordemos que ésto son encuestas, y los escenarios cambiarán mucho según quienes pierdan o ganen unos pocos escaños, pero hay unas conclusiones bastantes claras que se harán notar tras el 21D:
  1. Un tripartito constitucionalista entre Cs, PSC y PP es inviable al alejarse demasiados escaños de la mayoría absoluta. El pacto dependería exclusivamente de CeC-Podemos, quien no pactará con Cs ni PP. Además de la dudosa cooperación del PSC tras las declaraciones de no apoyar "ni el 155 ni la DUI". [IMPROBABLE]
  2. Un tripartito de izquierdas podría llegar a materiaizarse, pero la probabilidad es baja. En caso de no sumar para la mayoría absoluta ERC, PSC y CeC-Podemos, se podría dar la extraña situación de que la CUP apoyase a esta coalición, aunque es poco probable, pues el programa de la CUP incluye la independencia unilateral, y el PSC y CeC-Podemos optan por un referéndum pactado.[POSIBLE]
  3. La vuelta a un gobierno independentista es la más probable de todas, incluso si no lograsen los 68 escaños de la mayoría absoluta. Recordemos que dentro de CeC-Podemos existen sectores muy cercanos a la declaración de independencia, y a la hora de nombrar a un presidente de ERC para formar gobierno, se mostrarían, debido a la alianza ERC-Podemos a nivel nacional, bastante favorables. [PROBABLE]
Ahora hago un pequeño énfasis en Ciudadanos (Cs), pues si no logra formar gobierno le pasará igual que en las elecciones generales de 2015 y 2016: será irrelevante de nuevo en el mapa político, pese a mejorar sus resultados electorales (de 25 pasará a casi 30 según encuestas).

Los dos partidos políticos que defendieron a ultranza convocar elecciones de manera tan pronta (PP y Cs), se llevaran una sorpresa al descubrir que no habrán cambiado nada en el escenario catalán, al no lograr un gobierno constitucionalista y hasta llegar, quizás, a reavivar el independentismo si se forma de nuevo un gobierno independentista. Este es el resultado de pensar en mejorar escaños y no acabar con un problema estructural.

El que quizás resulte el gran perdedor de las elecciones, incluso logrando formar gobierno, será el PDeCAT (la antigua CDC), que se presenta con otras siglas (JxCAT). Su máximo esperado son 30 escaños, su peor resultado electoral en toda la democracia española:

Pero quien sabe, quizás todas las encuestas se equivoquen y milagrosamente Cs y PP aumenten 10 escaños a la vez que el PSC se posicione claramente a favor de un gobierno constitucionalista. Si ese milagro no se da, Inés Arrimadas no será presidenta de Cataluña.

5 comentarios:

  1. "Los dos partidos políticos que defendieron a ultranza convocar elecciones de manera tan pronta (PP y Cs), se llevarán una sorpresa al descubrir que no habrán cambiado nada en el escenario catalán (...). Este es el resultado de pensar en mejorar escaños y no acabar con un problema estructural".

    Con respecto a esta parte del artículo, una puntualización que puede ser interesante: ¿qué crees que deberían haber hecho PP y C's para acabar con dicho problema estructural en lugar de convocar elecciones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de repetir elecciones hubiera sido clave asegurar el control de la Generalitat por parte del gobierno central a través del 155, dejar a la justicia finalizar sus investigaciones sobre la depuración de responsabilidades de funcionarios públicos y políticos implicados, por si hubiera inhabilitaciones.

      A nivel nacional, aprovechar el momento para hacer una reforma de las competencias educativas retomando el Estado Central el control de las competencias educativas que tienen actualmente las CCAA, para así poder combatir correctamente el actual adoctrinamiento que se da en la comunidad catalana.

      Y finalmente, una reforma de la Constitución para emular el artículo 21 de la Constitución de Alemania, que ilegaliza a los partidos que atentan contra la Constitución (no confundir con querer reformarla por vías democráticas y legales contempladas en la propia Constitución).

      Con todo esto hecho, cosa que tardaría más de 6 meses, por no decir 1 año, se podrían convocar elecciones y haber dado además un rodaje al control directo desde el Gobierno Central, para restaurar la tranquilidad y la confianza en la región, demostrando alguna mejora económica respecto al suicidio independentista con su fuga masiva de empresas.

      Eliminar
    2. ¿Tratar de borrar del mapa a los partidos políticos independentistas no sería una medida demasiado contundente? ¿No crees que existan posibles vías de negociación entre el gobierno central y el de la Generalitat?

      Eliminar
    3. No sería borrar los partidos políticos independentistas, hay muchos si uno se pone a mirar el censo de partidos. Se trata de quitar a aquellos que han atentado contra la constitución.

      Un ejemplo: UDC (la extinta Unió) era un partido que abogaba por un referéndum pactado, como hace actualmente el PSC e incluso Podemos. Si no han violado la constitución, no merecen ser ilegalizado, si la han violado, por supuesto que sí.

      No creo en los diálogos y las negociaciones cuando una de las partes no va a ceder nunca y ha roto todas las posibles vías al saltarse la legalidad vigente. El conflicto secesionista pasó de ser una voluntad legítima (pese a no compartirla, era una opinión válida como todas) a una actuación infantil e ilegitima (cuando se saltó la legalidad y recurrió al pataleo hundiendo parte de la economía).

      Eliminar
    4. Por la misma regla, PP no podría governar, debido a su elevadísima corrupción que todos sabemos que albergan. Es una verguenza que tiren tanta ''mierda'' a los partidos independentistas cuando el gobierno central es más de lo mismo. Aquí la ''CONSTITUCIÓN'' y la ''JUSTICIA'' se aplica para los que interesa.

      Eliminar

-->