CIRCO MÁGICO: ¡QUE COMIENCE EL ESPECTÁCULO! - Canal Hablamos

NUEVO

05 febrero 2018

CIRCO MÁGICO: ¡QUE COMIENCE EL ESPECTÁCULO!



La palabra circo lleva implícita conceptos como alegría, ilusión, constancia y sacrificio. Si a estos les sumamos otros como innovación, fantasía y misticismo el resultado es el Circo Mágico.

Productores de sonrisas (qué mejor nombre para una compañía dedicada a eventos circenses) son los encargados de ofrecer al público un espectáculo que apuesta por elementos tradicionales del circo y que añade un relato mágico con personajes fantásticos e innovaciones tecnológicas. 

En otros eventos de características similares existen grandes profesionales pero suelen carecer de un relato, error que los directores de este espectáculo no han cometido. Todos los artistas que intervienen nos trasladan al universo de la vía láctea, con sus planetas y constelaciones. Este leitmotiv estará presente en todas las actuaciones, de forma directa mediante cuentos o indirecta gracias un cuidado vestuario. Incluso en la entrada al recinto también pude observar personajes zancudos y escuchar una original música que nos daba la bienvenida.


Quien mejor que un Árbol Mágico –árbol druida de más de 5 metros de altura interactivo e hiperrealista– para narrarnos las historias y leyendas del mundo de la fantasía. Su sabiduría y voz envolvente permiten que el público pueda conocer cómo se formó el universo y quiénes fueron los guardianes de las doce constelaciones. La carpa, donde se celebra este evento, no es un mero toldo que recubre el recinto, sino que también forma parte de la puesta en escena, al contar con la tecnología necesaria para poder divisar de forma onírica las figuras zodiacales y sus respectivas representaciones. En este mundo de fantasía no podía faltar el mago más famoso de la historia europea, el gran Merlin. El cómico y mago Manuel Feijóo da vida al joven aprendiz y se convierte en el hilo conductor del espectáculo. Dentro de la magia de cada número hay un carácter didáctico y educativo que rara vez un evento de esta naturaleza suele contener.

Suso Silva, director artístico de Circo Mágico, es el encargado de dirigir a más de una treintena de artistas de distintas nacionalidades; entre los que se encuentran acróbatas, equilibristas, mimos, payasos y bailarines. Cada profesional introduce una disciplina artística y cualidades físicas como elasticidad, fuerza, resistencia o precisión. Todos ellos están ataviados con más de 100 trajes, hechos a medida, de tejidos naturales pintados a mano. Además de máscaras y tocados para la creación de personajes mitológicos, como seres de luz, elfos, hadas, faunos, unicornios, duendes, etc.


Durante el espectáculo, dividido en dos actos, pude apreciar la sonrisa de los más pequeños y la cara de asombro de los no tan jóvenes. Emoción –en números que parecían propios de seres fantásticos– y diversión –cuando los asistentes formaban parte del espectáculo con gags y actuaciones improvisadas– son los dos sentimientos que mejor definen este evento navideño. La magia, en ocasiones algo camuflada, es el elemento integrador de todos los números, así como el lema característico de esta obra artística: “Aquellos que creen en la magia, siempre la encuentran”.    

Productores ejecutivos: Manuel y Rafael González Villanueva. Director artístico: Suso silva. Diseño de iluminación: Juanjo Llorens García. Escenografía: Fito Dellibarta. Vestuario: Nuria Manzano. Coreografía: Kristine Lindmark Pederson. Artistas: Manuel Feijóo, Davis Vassallo, Troupe Zola, Togni Christopher, Dúo Alansia, Jérôme Murat, Royal Quick, Trío Essence y Alexandra Buzás.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->