"HIPNONAUTAS": DIRÁS SÍ A LA HIPNOSIS - Canal Hablamos

NUEVO

27 febrero 2018

"HIPNONAUTAS": DIRÁS SÍ A LA HIPNOSIS



¿Crees en la hipnosis? Tanto si tu respuesta es afirmativa como negativa debes visitar el show de Jorge Astyaro en el Teatro Lara. Si crees en la hipnosis disfrutarás con números que probablemente no hayas visto antes y si no la aceptas, puede que cambies de opinión.

El ser humano tiene miedo a lo desconocido y en el mundo de la hipnosis impera esa falta de conocimiento. El primer objetivo de Astyaro, considerado uno de los mejores hipnotistas del mundo, es que el espectador destierre falsos mitos sobre esta disciplina. De una manera muy comprensiva, antes de realizar cualquier número, explica que el objetivo de la hipnosis es acceder a la mente inconsciente de una forma más natural. En muchos momentos de nuestra vida hemos experimentado un estado de trance sin darnos cuenta de ello. ¿Cómo lo hemos conseguido? Abstrayéndonos de procesos racionales. El público que asista a Hipnonautas experimentará un cúmulo de sensaciones inconscientes que le ayudarán a sentirse mejor.

La hipnosis no es magia. El sujeto principal en este arte es el individuo que decide estar dispuesto a ser hipnotizado. Este factor es de vital importancia porque durante el espectáculo es el público quien decide si quiere participar de forma activa o no. Si esperan ver los típicos números ridículos que aparecen en algunos programas de televisión no los encontrarán. Otro objetivo del hipnotista Astyaro es que los presentes, además de disfrutar, puedan vivir experiencias que solo haya experimentado en un estado de sueño. Esta característica hace único a este espectáculo de hipnosis colectiva. El espectador también descubrirá el poder de la imaginación para alterar sus sentidos y externalizar aquellos que parece que solo uno siente.


Antes de entrar en la Sala Cándido Lara debe depositarse una tarjeta, que servirá para que todos aquellos que participen puedan: viajar al espacio, tener superpoderes, ser famoso, volver a la infancia o vivir una aventura de película. Además de la hipnosis, este espectáculo está dotado de un relato que hará que todas las experiencias que experimentemos tengan nexos de unión. Nada más comenzar, una voz en off nos advierte que en las próximas dos horas vamos a emprender un viaje por el mundo de los sueños. En este recorrido, la actriz y productora Mayte Castillo, tiene un papel esencial. Será la encargada de que la persona sentada en la butaca entienda cuáles son las técnicas y procesos para que el estado de trance sea pleno. Hubiera sido aún más onírico si la voz de Castillo fuera más envolvente y sugerente.

Jorge Astyaro propone al público que desde su asiento compruebe cómo con un mínimo de concentración puede seguir sin darse cuenta sus instrucciones. Las personas que consigan experimentar las sensaciones que propone el hipnotista serán los sujetos más adecuados para subir al escenario y dejar volar su imaginación. Recomiendo a todas los que decidan asistir al espectáculo que hagan un esfuerzo por atender las indicaciones de Astyaro, porque sacarán un mayor partido a esta experiencia y descubrirán el gran poder de la palabra como mecanismo de sugestión.

Los elegidos vivirán encima del escenario un carrusel de emociones. Recordarán experiencias que probablemente hayan vivido en el pasado, como la sensación de tranquilidad al disfrutar de una paradisíaca playa o montar en una sorprendente montaña rusa y todo, por supuesto, sin despegarse del asiento (en un momento de la función lo de no poder levantarse de la silla será literal). No tendría mucha gracia que durante todo este espectáculo solo pudiéramos retrotraernos a experiencias vividas; por eso Astyaro, hará real que podamos entablar una conversación con un personaje al que admiremos (desde el expresidente estadounidense Barack Obama, hasta el futbolista Cristiano Ronaldo). No olviden que en el mundo de los sueños no hay límites.


En el espectáculo al que asistí, las experiencias cumplidas fueron viajar al espacio –concretamente al planeta Marte– y suplantar, por unos minutos, la identidad de conocidos artistas musicales. Las diez personas seleccionadas, siguiendo las indicaciones de Astyaro, iban escenificando y verbalizando todos los pasos de un astronauta (desde montarse en una nave, hasta sentir la sensación de ingravidez). Además, tuvieron la suerte de poder entablar conversación con el público, que para ellos eran extraterrestres. Después de este viaje espacial, el “maestro de la hipnosis” hizo creer a los participantes que eran cantantes profesionales. Tanto fue así, que cuando comenzaron las canciones más representativas de cada uno de ellos, los seleccionados imitaron a los verdaderos cantantes e hizo transportar a los asistentes a un concierto, con humo artificial incluido.

Siempre hemos querido experimentar la sensación de poder volar. En este espectáculo de hipnosis colectiva, este sueño se hace real. Solo hace falta confiar en el mentalista y un poco de concentración. Es recomendable que el público que asista lo haga en parejas, porque otra de las singularidades de  Hipnonautas es que podemos tomar fotos y vídeos durante toda la función. Además de un ejercicio de marketing por parte de Astyaro, permite que todo lo vivido en el Teatro Lara no finalice, sino que pueda ser visionado cuantas veces queramos y la experiencia sea aún más profunda y duradera.

Por mucho que pueda escribir sobre este evento de hipnosis a la carta, lo mejor es que descubráis cuáles son los límites de vuestra imaginación. Lo que puedo asegurar es que todas las experiencias vividas fueron reales.


Jorge Astyaro propone que el poder de tu mente te transporte a lugares y vivencias mientras duermes. 


Autoría: Jorge Astyaro
Dirección: Jorge Astyaro, Mayte Castillo
Funciones: hasta el 27 de mayo
Lugar: Teatro Lara (Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, 28004 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->