“LA LLAMADA”: DESCUBRE LA TUYA EN ESTE MUSICAL - Canal Hablamos

NUEVO

28 abril 2018

“LA LLAMADA”: DESCUBRE LA TUYA EN ESTE MUSICAL




“Hoy he sentido la llamada. Con toda la fuerza”. Así reza uno de los versos de la canción de Dani Leiva que pone la banda sonora de la película, con el mismo nombre, y le valió el Goya a la Mejor Canción Original. Yo también he sentido la llamada y ha sido una de las mejores sensaciones experimentadas en el teatro desde hace mucho tiempo. Si ustedes quieren sentir la suya, deben visitar el Teatro Lara.

Javier Ambrossi y Javier Calvo son los responsables del texto y la dirección de este musical sobresaliente que, aunque parezca mentira, comenzó como un musical underground en el hall del Teatro Lara. Ambos nos invitan a conocer un campamento segoviano religioso, La Brújula, y a sus protagonistas. Por casualidades del destino, la monja Bernarda (Alicia Orozco) es la responsable de las actividades de este campamento y desea que la banda sonora sea su canción “Viviremos firmes en la fe”, con coreografía incluida. También le acompaña Milagros (Erika Bleda), una novicia con dudas existenciales, y con cierta melancolía por grupos musicales como Presuntos Implicados. Ese verano, agosto de 2013, María Casaso (Nuria Herrero) y Susana Romero (Lucía Gil), dos amigas e integrantes del grupo Suma Latina, acuden al campamento. Por sus escapadas nocturnas, ambas adolescentes son castigadas. Todo cambia cuando al costarse María se le aparece Dios (Richard Collins-Moore), amante de las canciones de Whitney Houston. Este campamento cambiará la vida de todas y, a su manera, sentirán su particular llamada.


´Los Javis´ son en estos momentos una de las parejas más talentosas del mundo artístico. Ambos son actores, directores y productores y cuentan con un presente, y futuro, prometedor. En esta ocasión realizan un soberbio trabajo con un libreto ágil, fresco y, sobre todo, cómico y muy divertido. El lenguaje utilizado es claro y con toques de actualidad, aunque lo más importante es el realismo implícito. Detalles como que los personajes protagonistas sean femeninos, el canto a la amistad, la música como lenguaje universal resumido en la frase: “La música hace milagros”, u otras sorpresas dentro de la trama son señas de identidad de este relato musicalizado.

Ponerse al frente de un musical es, sin duda, un gran reto por la gran cantidad de factores a tener en cuenta (música, canciones, diálogo y baile) aunque después de ver la obra, todo parezca sencillo por la buena integración de todos ellos. En elemento central de un musical, como no puede ser de otro modo, son la música y canciones. En la obra se incluyen cuatro canciones originales con mucho ritmo y cargadas de energía. Las letras del repertorio van acorde con el aspecto religioso de la representación, incluidas míticas canciones de iglesia. La música, por supuesto, es en directo y perfectamente interpretada por el grupo roquero “La banda de Dios” –qué mejor nombre para una obra de estas características– formada por Rubén Tajuelo, Alberto Peto, Álex de Lucas, Ángel Herranz, Víctor Elías, Milo García, Jaime Vaquero e Ignacio Villafruela. En lo relativo a los diálogos, la balanza entre las frases recitadas y cantadas es perfecta y el diseño coreográfico, a cargo de Noemí Cabrera y Ana del Rey, es muy vistoso.

Javier Ambrossi y Javier Calvo se desdoblan y también están al frente de la dirección artística del musical. Su trabajo lo califico de sobresaliente porque saben transmitir a los actores energía y buena onda, y proyectarlos a su vez al espectador. Un acierto es el perfecto aprovechamiento de todo el elenco de la sala Cándido Lara. El reparto atraviesa el proscenio y las escaleras centrales también forman parte de la representación, así como una móvil situada en la parte trasera de la platea. Esta movilidad aporta agilidad a las actrices y a la representación en general. En lo relativo a los artistas, la calidad vocal es indiscutible con diferentes dominios de registros vocales. En este campo me gustaría resaltar la fabulosa actuación del actor canadiense Richard Collins-Moore en su papel de Dios. Su guasa, portentosa voz y su versión de la canción Step by step de Whitney Houston son una de las esencias de esta obra.


Las actrices Nuria Herrero y Lucía Gil, representan a las protagonistas de La Llamada. Herrero, rostro conocido de series españolas, interpreta a María Casado, una joven en constante madurez con el don de poder ver a Dios. Su ternura y timidez contrastan con el estilo directo y desenfadado de su amiga Susana Romero, genialmente interpretado por la cantante, actriz y presentadora Lucía Gil. Su relación de amistad pasa por distintos momentos, como ocurre en la vida real, por este motivo la obra es un canto a la fraternidad. Este tándem es perfecto por la química y felicidad, expresado en miradas cómplices, que consiguen irradiar al espectador. El bonito mensaje de sus respectivos personajes es doble: por un lado encuentran su llamada y ser felices y por otro, su amor incondicional a la música. Sin duda, dos artistas con un largo futuro profesional.

Las hermanas religiosas, Milagros y Bernarda, son interpretadas por Erika Bleda y Alicia Orozco. La primera es una joven novicia permisiva y fácilmente manipulable. Su dulzura e inocencia y su dificultad para imponer autoridad a las jóvenes son uno de los momentos más divertidos de la obra, así como su manía –propia de las monjas en general– de llamar a las personas por su nombre y apellido. Bernarda es una mujer moderna y de buen corazón que intenta transmitir la fe a través de la música. Este personaje es un claro prototipo de monja marchosa amante de las coreografías, habitual en cualquier congregación religiosa. El solo musical interpretado por Erika Bleda es alucinante, me quedé con ganas de escuchar más canciones. Por otra parte, los bailes de Alicia Orozco son muy divertidos. El dúo musical interpretado por ambas actrices es una radiografía perfecta de las canciones religiosas, sufridas y disfrutadas a partes iguales, por cualquiera que haya estado en un campamento religioso, como es mi caso.


El diseño escenográfico, a cargo de Ana Garay y Antonio Castro, me convence y es la mejor prueba de que con pocos elementos bien integrados (una cruz tubular, dos literas y una plataforma) y el buen dominio del elenco el conjunto puede ser perfecto. La iluminación, por David Mínguez, también es oportuna al igual que el uso del humo artificial. La combinación de estos factores, unidos a la música en directo, al buen hacer de todo el reparto y al merchandising dan como resultado una construcción teatral sobresaliente.


Siente La Llamada y ven a disfrutar de este musical sensacional y divertido

Autor y director: Javier Ambrossi y Javier Calvo
Reparto: Susana Abaitua, Nuria Herrero, Angy Fernández, Lucía Gil, Richard Collins-Moore, Erika Bleda, Alicia Orozco
Música: La banda de Dios (Rubén Tajuelo y Alberto Peto, guitarra, Álex de Lucas y Ángel Herranz, bajo, Víctor Elías y Milo García, teclado, Jaime Vaquero e Ignacio Villafruela, batería)
Lugar: Teatro Lara (Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, 28004 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->