“SI NO LO DIGO REVIENTO”: QUIQUE MATILLA EN ESTADO PURO - Canal Hablamos

NUEVO

16 abril 2018

“SI NO LO DIGO REVIENTO”: QUIQUE MATILLA EN ESTADO PURO



Si ya es difícil reír, aún lo es más hacer reír a alguien. Nos levantamos, desayunamos, hacemos nuestras tareas y así van pasando los días con el piloto automático puesto. Si desean desconectar y pasar un rato muy divertido deben visitar la Chocita del Loro.

Siempre es un placer entrar en el local de monólogos por excelencia de la capital. Si no están seguros del sitio, basta con escuchar el texto ingenioso de la voz en off, alejado de la sordidez y monotonía de otros teatros. Sobre este escenario han iniciado sus carreras renombrados cómicos y continúan saliendo talentos del humor. Con Quique Matilla dudo en qué categoría englobarle, porque su nombre ya ha sonado en televisión y radio y sigue dando muestras de su don natural para el humor. Categorías aparte, este cómico vallisoletano nos abre las puertas de su vida, desgraciadamente no las de su casa, para contarnos experiencias propias de forma desternillante.

La primera virtud en Si no lo digo reviento es contar con un hilo conductor unificador de todos los chistes y escenas cómicas. Matilla, participante en ‘Central de Cómicos’, de Paramount Comedy, nos relata el lado más irónico de su vida cotidiana. Hablar de las vivencias de uno mismo es la mejor manera de ilustrar que continuamente nos pasan cosas divertidas; o mejor dicho, nos ocurren sucesos de los cuales podemos extraer aspectos aptos para el humor si sabemos la forma de transmitirlos, y este humorista sabe cómo hacerlo.


Dicen no haber experiencia más bonita que la de ser padre, aunque los asistentes descubrirán la letra pequeña, o invisible, de criar a un hijo. También todos son alegrías cuando te invitan a una boda pero si todo tu entorno se pone de acuerdo para casarse ya no es tan gracioso. Estos son algunos temas de lo que trata Matilla, finalista del quinto certamen de ‘El Club de la Comedia’.

Soy un apasionado del género monologal y me cansan los espectáculos donde el humorista arranca las risas con chistes fáciles o temas manidos, porque uno tiene la sensación de haber escuchado ya un monólogo similar. En esta ocasión no ocurre tal error aunque sí encontramos clásicos en el humor como las distintas formas de actuar del hombre y la mujer. Sobre este tema rescato una frase de su texto para disipar cualquier duda preconcebida: “En serio, hacedlo por vosotras, a nosotros nos da igual”.

Otro acierto del actor y guionista es su forma de narrar sus historias, las vive intensamente y muestra de ello son su cómica gestualidad y sus risas, las cuales inevitablemente contagian al público. Además, trae a colación temas de actualidad, su texto está cargado de comparaciones ingeniosas y como profesional del mundo del humor encadena y rescata chistes anteriores. Sí es cierto, que podía explotar más el nombre del título e incluirlo dentro de su guion como frase gancho para algunas de sus anécdotas.


Dedica un espacio amplio dentro de su monólogo a contar sus experiencias por tierras vascas, no sería algo innovador –los chistes de vascos son un clásico– si no fuera porque ha trabajado como presentador y uno de los guionistas del programa ‘Quique en el País de los Vascos’, emitido en la  ETB 2. De nuevo, también se aleja de los tópicos y brinda a los asistentes vivencias personales, incluidas meteduras de pata, extraordinariamente divertidas.

Destaco la interacción con el público desde el primer minuto para romper el “hielo escénico”. Además si sois nuevos en el mundo de los monólogos los consejos del principio os serán muy útiles. El final del show también es magnífico. No hay mejor forma de terminar un espectáculo de humor que con un alegato a favor de la risa  e invitando a los asistentes a acudir a más espectáculos en directo. Sin duda un ejercicio de nobleza con su gremio. Otro detalle, muestra de su generosidad, es despedir a los asistentes a la salida.

Algunos lo definen como un cómico joven como el tempranillo, fuerte como un gin tonic, pero sobre todo como la cerveza, ¡donde va triunfa! Por muchas descripciones que puedan hacer, lo mejor es que lo comprobéis por vosotros mismos.

En Si no lo digo reviento conocerás las vivencias de Quique Matilla mientras ríes a carcajadas


Autor: Quique Matilla
Lugar: La Chocita del Loro (Gran Vía, 70, 28013 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->