“TRES COSAS”: LA VIDA RESUMIDA EN UNA TERNA - Canal Hablamos

NUEVO

01 junio 2018

“TRES COSAS”: LA VIDA RESUMIDA EN UNA TERNA



Muchas frases célebres contienen la palabra destino. ¿Existen los encuentros casuales, o hay algo desconocido capaz de juntar a dos personas, en el mismo lugar y a la misma hora? Sea como fuere, los hechos ocurren y una conversación puede ser el principio de una gran amistad. Si desean profundizar sobre el sino y conocer la extraña relación de una, también, extraña pareja deben visitar el Teatro Bellas Artes.

Bernabé Rico, responsable de la adaptación de la obra original del dramaturgo estadounidense Scott Organ, nos invita a conocer la historia conjunta de Dani (Elías Sevillano) y de Cris (Candela Fernández). En una noche de juerga y desenfreno ambos terminan juntos. Tiempo después, Cris decide quedar con Dani para no verle más, sin embargo acaban hablando y dejan una puerta abierta para un posterior encuentro. Dani recoge el guante y desea conocer mejor a Cris, quien le acaba llamando. La atracción parece mutua y evidente aunque tres cosas pueden cambiarlo todo.

Con leer esta breve sinopsis, el público tendrá en mente el género de comedia romántica, resumido en la frase de “chica conoce a chico” y, evidentemente es el mejor género para describirla. Sin embargo, la versión de Bernabé Rico va más allá de una historia ñoña de amor. Este multifacético actor, productor, director y guionista disecciona, con humor, algunos de los temores más profundos que amenazan las relaciones humanas como el miedo al compromiso, al fracaso y, en definitiva, el miedo a vivir.


El libreto se resume en un diálogo entre dos personas en busca de amor, pero sobre todo de entendimiento. A simple vista parece sencillo y predecible sin embargo, el texto está cargado de incertidumbres vitales, de un humor sutil e inteligente, de situaciones embarazosas a cada cual mayor y de giros argumentales kafkianos pero realistas a la vez. Además, también aprecio una crítica implícita a las frases hechas y a construcciones dialécticas vacías que contribuyen a la incomunicación.

Las anteriores características son proyectadas de forma sensacional por José Pascual. Este director, experto en la construcción de montajes teatrales, continúa en la línea de la aparente sencillez escénica, pues los movimientos de los dos actores son simples y el tono empleado es cuidado y medido, incluso en situaciones trágicas. En este tipo de comedias románticas, la ruptura de la cuarta pared es un recurso muy empleado para proporcionar más información de los personajes al espectador; sin embrago, en esta ocasión no es necesario su uso, pues los devenires de las conversaciones van introduciendo los datos necesarios para seguir la representación. Por otra parte, sí hubiera sido oportuna la introducción de la figura del aparte, por ejemplo entre regañadientes, para potenciar, así, el tono humorístico de la obra.

La dificultad, resuelta con acierto, de los papeles interpretados por Candela Fernández y Elías Sevillano está en saber otorgar agilidad a los diálogos constantes, pues de no hacerlo la obra podría ir decayendo poco a poco. Actor y actriz interpretan con soltura escenas paralelas a ambos lados del escenario separados por una pared imaginaria. El teléfono móvil es un elemento importante en Tres Cosas y ambos actores bordan las pausas típicas de las conversaciones y las palabras fluyen de forma natural. De igual manera, representan de forma correcta, con silencios incómodos y risas nerviosas, las situaciones embarazosas de sus respectivos personajes.


El papel de Cris es interpretado por Candela Fernández. Esta actriz, participante en más de una quincena de obras teatrales y series televisivas, representa a una enfermera con dificultad para mostrar sus sentimientos y con cierta aversión al género humano. Su inseguridad constante, sus comportamientos bipolares y sus lapsus mentales protagonizan los momentos más divertidos de la obra. Pero en los 75 minutos de función, también hay momento para escenas más dramáticas, interpretadas con soltura. No obstante, en dichas escenas noté cierta contención comparado con otros episodios trágicos interpretados por  Fernández en la pequeña y gran pantalla.

Por su parte, Elías Sevillano interpreta a Dani. Este actor, experto en el género de cortometraje, representa a un personaje optimista pero también inseguro, dubitativo e introvertido. Su personaje es el engranaje perfecto de Cris e intenta, por todos los medios, que su extraña relación continúe sin importarle los continuos cambios laborales de su compañera. Sevillano interpreta con ternura la sencillez y bonhomía de su personaje, que en ocasiones ralla lo simplón, aunque me hubiera gustado ver su vena más dramática y desatada en algunas escenas. También es el responsable de disertar sobre el paso del tiempo y sobre si el ser humano puede traspasar la barrera del espacio.

El decorado, cercano a lo psicodélico, se reduce a dos paneles verticales situados a ambos lados del escenario. Esta parquedad es debida a que lo esencial de esta obra se encuentra en el propio relato y en la actuación de los actores y no en ornamentos superfluos. En escena solo encontramos un par de sillas y una cama plegable, elementos más que suficientes para el transcurso de las escenas. Por otra parte, el diseño de iluminación, a cargo de Carmen Mori, es muy bueno y queda patente en el contraste de luces y en el juego de colores adecuados para cada escena.


En Tres cosas conocerás la extraña relación de dos personas en busca de amor, entendimiento y compañía


Autor: Scott Organ
Versión: Bernabé Rico
Dirección: José Pascual
Reparto: Candela Fernández y Elías Sevillano
Funciones: hasta el 3 de junio
Lugar: Teatro Bellas Artes (Calle del Marqués de Casa Riera, 2, 28014 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->