YO MATÉ AL REY LEÓN: DANI DE LA CÁMARA LO HIZO DE LA RISA - Canal Hablamos

NUEVO

30 octubre 2018

YO MATÉ AL REY LEÓN: DANI DE LA CÁMARA LO HIZO DE LA RISA



Muchos contratiempos asaltan nuestra vida: llegamos tarde a todos los lados por los atascos en la Gran Vía, el trabajo, quien lo tenga, se hace eterno y en casa intentas relajarte pero pones los telediarios y se te quitan las ganas. Una opción es quejarte y seguir con tu monotonía de vida y otra es reírte de tus problemas, muchos compartidos por todos, cada domingo en el Teatro Reina Victoria de la mano de Dani de la Cámara.

Antes de abordar esta actuación es necesario poner en valor la dificultad de construir un monólogo cómico como un espectáculo independiente. La complejidad es doble: por un lado, está escribir un texto ágil, ligero y divertido y por otra, que el espectador lo perciba de esta forma y lo exprese al instante, mediante la risa. En obras de teatro convencionales, el reparto también debe de provocar sentimientos al púbico con su actuación pero el feedback no ha de ser directo. Este espectáculo aúna lo mejor de la comedia clásica en vivo (un comediante diserta sobre un tema desde un punto de vista cómico con la intención de provocar la risa) con sorprendentes aportaciones musicales e imitaciones desternillantes. En definitiva, un todo colosal.

Dani de la Cámara no es un rostro desconocido en el mundo del humor y tampoco en el de los medios de comunicación. Su bagaje en programas televisivos –Efecto F, Qué punto o La corriente alterna– y radiofónicos – Más de uno en Onda Cero– se nota en esta actuación por su elocuencia, naturalidad, desparpajo y su facilidad para la improvisación. Por ello, no me extraña que haya sido galardonado con la Antena y micrófono de Oro (premios otorgados por profesionales de la radio). Pero sin duda, uno de los espacios que más le ha catapultado a la fama ha sido El Club de la Comedia, el centro neurálgico del humor en televisión. Si en este medio se ha ganado el cariño y el respeto del público en vivo es aún mejor.


El título del espectáculo, Yo maté al rey león, es llamativo e impactante. Los espectadores descubrirán a lo largo de la función el porqué de este nombre. No obstante, hubiera sido interesante haberlo mencionado más en el show, por ejemplo a modo de gancho y servirle como guía para estructurarlo. Sin desvelarlo, sí aplaudo la crítica indirecta al nuevo club, cada vez más extendido, de los ofendidos. Uno cuando habla casi debe empezar pidiendo perdón. Me gustó el comienzo del show, donde de la Cámara hace preguntas para conocer a los espectadores que le acompañan. Aparentemente puede parecer inocuo o sin importancia pero ya está creando desde el inicio una conexión con los asistentes. El monologuista madrileño toma como propio el proverbio del actual Dalai Lama, a modo de premisa, “Cuando empiezas a reírte  de un problema, empiezas a  superarlo”. Sí. Es necesario leer de nuevo la frase para comprenderla; un ejemplo del humor usado en este y otros de sus espectáculos, el humor inteligente. También realiza comparaciones ingeniosas y exageraciones absurdas con bastante gracia. Algunos de los chistes no son muy innovadores pero, qué sería del humor si no recurrimos a los clásicos.

De la Cámara, curtido en el mítico local madrileño de monólogos La chocita del Loro, también hace un mordaz y ácido repaso a la coyuntura política nacional (ideologías irreconciliables) e internacional (un presidente americano sacado de una despedida de soltero), a los programas de telerrealidad y a sus experiencias personales, algo básico en un monologuista. Además, deleita  a los presentes con sus exactas y desternillantes imitaciones de los protagonistas de la actualidad. Todo ello con una, energía, vitalidad y vigor desbordantes. Menos mal que el trabajo de los técnicos de luz y sonido es perfecto y los espectadores aplauden porque si no Dani de la Cámara suplantaba todas las identidades y hacía el show él solo. El final del espectáculo con un alegato al humor y hablar sin miedo de todo es para enmarcar. Mi sensación fue que el público salió de la obra con un optimismo arrollador.

El anterior párrafo hubiera sido el final de la crítica de un monólogo convencional, pero como antes hice referencia, en Yo maté al rey león, los espectadores disfrutarán de las prodigiosas manos del monologuista para el piano. La música siempre es un elemento dinamizador de una actuación y una técnica infalible para captar la atención. Sin embargo, en esta ocasión no solo hay notas, escalas y canciones bien tocadas con mucho humor sino un fondo con un bello mensaje entorno a la belleza y virtudes de un lenguaje universal llamado música.

En Yo maté al rey león verás a Dani de la Cámara en estado puro mientras disfrutas de un monólogo inteligente sobre temas de actualidad con sorpresas musicales incluidas


ALBERTO SANZ 
@AlbertoSBlanco

Autor del texto y monologuista: Daniel de la Cámara
Lugar: Teatro Reina Victoria (Carrera de S. Jerónimo, 24, 28014 Madrid)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->