LOS FUTBOLÍSIMOS, EL MUSICAL: EL PARTIDO MUSICAL DE LA TEMPORADA - Canal Hablamos

NUEVO

20 noviembre 2018

LOS FUTBOLÍSIMOS, EL MUSICAL: EL PARTIDO MUSICAL DE LA TEMPORADA



¡Buenos días a todos! Hoy no es un domingo cualquiera, en esta jornada verán debutar a 9 jóvenes en un partido decisivo. Chicos y chicas dispuestos a dar una lección de vida en directo. Si desean asistir como espectadores a esta contienda futbolística y musical  y, además, formar parte de ella están a tiempo de adquirir sus localidades en la taquilla del Teatro La Latina.

El mayor éxito de la literatura infantil y juvenil en España de los últimos años comienza su andadura en los escenarios. Tras más de dos millones de ejemplares vendidos en España y con una exitosa película con el mismo nombre, Roberto Santiago, escritor, autor y director de la obra, crea un nuevo e inédito relato, con una banda sonora pegadiza, vistosas coreografías, 200 ilustraciones y manteniendo la esencia original de sus novelas infantiles. El objetivo final es el disfrute de toda la familia y, a diferencia de otros espectáculos, cuenta con un mensaje plagado de valores positivos donde van de la mano el deporte, la música y la emoción.

Los Futbolísimos, el musical narra la historia de un grupo de nueve niños y niñas, que tras diez años se han convertido en jóvenes, cuya infancia estuvo marcada por jugar al fútbol en el Soto Alto Fútbol Club y resolver misterios. Sus vidas se separaron, pero una carta manuscrita puede ser la mejor excusa para unirlos de nuevo. Deberán disputar un partido de fútbol, donde el resultado no será lo más importante, y de forma inesperada también deberán resolver un nuevo caso misterioso. Sus componentes volverán a ser niños por unas horas y demostrarán que ellos mismos, los Futbolísimos, atacan de nuevo.

Recuerdo haber visto en las librerías esta saga de novelas infantiles pero nunca llegué a imaginar que podría convertirse en un espectáculo musical nacido, según palabras del autor, del deseo e insistencia de los propios lectores. Esta modalidad teatral está formada por la conjunción de cuatro elementos, texto, canciones, música y coreografías perfectamente identificados y fusionados en esta obra. Sin embargo, no sería justo comparar este espectáculo con grandes construcciones broadwayanas donde todo resulta apabullante. Roberto Santiago demuestra que con un relato claro inteligente, con sentido y plagado de valores es capaz de captar la atención de los más pequeños, durante 75 minutos, por difícil que parezca.


Como buen conocedor del público infantil, Santiago construye su historia estructurada en capítulos, como si de una de sus novelas se tratara, con una clara trama central a la que se va añadiendo pequeñas subtramas resueltas con ingenio. El tono cómico sobrevuela la representación y nace de comparaciones ingeniosas, de gags, pero, sobre todo, de las idiosincrasias de los personajes. Esto último, es otro de los elementos fundamentales de este espectáculo. El público de todas las edades conecta desde un principio con los protagonistas de la historia y, través de sus acciones, divierten y proyectan valores como el trabajo en equipo, la constancia, la igualdad de géneros, la empatía y solidaridad y la familia como pilar básico de la educación.

Además de por la historia, propiamente dicha, los espectadores recordarán este espectáculo por sus canciones y motivos musicales creados por Juanjo Valmorisco, dirigidos por Ana vila y con arreglos y música de Víctor Elías. Todas las melodías resultan pegadizas y cuentan con los coros de los presentes. De forma global, destacaría dos motivos recurrentes: el primero, bajo el nombre de “Hoy es día de partido” –posiblemente el himno del equipo– con ritmos y cadencias propios de cánticos futbolísticos y el segundo, donde únicamente se cambia la letra, con un potente ritmo binario para expresar emoción y suspense. También encontramos canciones de diversa índole como elementos estructuradores del musical, ayudadas de fases declamadas y pequeñas alocuciones del mismo Santiago para aportar claridad, agilidad y ritmo al argumento de la obra.

No tendría sentido en un musical que los temas no fueran acompañados de coreografías. En esta faceta, Hugo Rosales hace un excelente trabajo. A simple vista, los movimientos parecen sencillos pero algunos encierran complejidad técnica. De nuevo, van acorde con la temática moderna y actual, con ritmos callejeros y construcciones grupales –para los temas movidos– y otros más pausados en escenas íntimas. Mención especial para la futbolista Paloma Pujol  –tricampeona mundial de footbag y campeona de España y subcampeona del mundo de freestyle fútbol– por su vistosa exhibición con el balón y por demostrar que fútbol y arte son compatibles.

En el aspecto vocal, el reparto está a la altura del género y ofrecen solos, dúos y polifonías. Resulta complicado destacar a unos actores por encima de otros, pues todos aportan al relato. No obstante, la trama de la obra sitúa como protagónicos a Ondina Maldonado y a Jaime Riba. La actriz y cantante madrileña interpreta a Helena con Hache, una joven que ha decidido cambiar el rumbo de su vida para dedicarse a su verdadera vocación, el fútbol. Desde su potente aparición, Maldonado –participante en los musicales Hoy no me puedo levantar de Nacho Cano y Enamorados Anónimos de Javier Limón– destaca, en el ámbito teatral, por su fortaleza escénica y por una alegría y entusiasmo contagiosos; en el vocal por sus agudos bien proyectados. Riba vuelve a poner de manifiesto su experiencia en más de diez musicales con su voz cálida. En el terreno teatral, me fascina la sensibilidad y delicadeza imprimida en su personaje, marcado por una falsa autoconfianza, y su constante dinamismo y agudeza en la función. Además, con sus apartes, interpela de forma directa a los más pequeños, quienes deberán ayudarle a cumplir un importante cometido. Sus respectivos personajes tendrán una relación especial y llenarán de sentido uno de los temas musicales de la obra.


Los Futbolísimos, vestidos con la equipación oficial del equipo diseñada por María Galea,  son completados por José Artero, como Camuñas, quien materializa los valores de la amistad y la constancia en el amor. Daniel García Galán está soberbio como Angustias, con una expresividad facial y corporal desbordantes y mantenidas. Elena Matateyou aporta seguridad y solvencia como Marilyn, capitana del equipo. Victor de las Heras aumenta la hilaridad de la obra por la afición de su personaje, Tomeo, a la comida. Natán Segado clava a Toni, un seductor pagado de sí mismo con carácter narcisista. Juan Antonio Carrera desborda con el histrionismo de su papel, como Ocho, y su envidiable flexibilidad. Por último, María Zabala hace gala de su belleza, expresividad e inteligencia como Anita.

Al entrar en el Teatro La Latina me sorprendió negativamente no encontrar un decorado acorde con la vistosidad y grandeza asociados al género del musical, más allá de unos prácticos y realistas bancos metalizados alargados, idea de Carmiña Valencia. Sin embargo, cuando me fui introduciendo en la historia, el excelente uso de la videoescena fue camuflando la ausencia escenográfica. Alex Ruiz, al frente de este cometido, sabe recoger los deseos de los más pequeños y crea una proyección donde puede verse una muestra de las ilustraciones creadas por Enrique Lorenzo. Este guiño es sensacional porque muchos de los presentes han elegido este espectáculo por haberse sentido identificados por las viñetas y la estructura de las novelas. Por último, la perfecta iluminación con proyección laser incluida de Paco Ariza, el correcto espacio sonoro diseñado por Juanjo Valmoriso y la magia y vistosidad del humo artificial terminan de afianzar esta victoria teatral. ¡Larga vida a los Futbolísimos!


Los Futbolísimos, el musical reúne diez años después al equipo al completo y entorno a él a centenares de jóvenes dispuestos a disfrutar de las canciones y a extraer valores esenciales para sus vidas


Alberto Sanz Blanco
@AlbertoSBlanco

Autor y director: Roberto Santiago
Ilustrados: Enrique Lorenzo
Dirección musical: Ana Villa
Compositor musical: Juanjo Valmorisco
Reparto: Jaime Riba, Ondina Maldonado, Natán Segado, José Artero, María Zabala, Elena Matateyou, Víctor de las Heras, Juan Antonio Carrera, Daniel Galán y Paloma Pujol
Lugar: Teatro La Latina (Plaza de la Cebada, 2, 28005 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->