MAGIA 360º: “EL DESNUDO PROFESIONAL DE JORGE BLASS” - Canal Hablamos

NUEVO

10 diciembre 2018

MAGIA 360º: “EL DESNUDO PROFESIONAL DE JORGE BLASS”



La magia es el único arte donde el espectador paga por ser engañado. Pero ¡bendito engaño! Si nunca han asistido a un show de magia e ilusionismo, la claridad, elegancia y espectacularidad de los números ejecutados en el Gran Teatro Bankia Príncipe Pío les sorprenderá y si ya son expertos en el mundo de la ilusión, igualmente quedarán hechizados por Jorge Blass, uno de los magos más reconocidos a nivel nacional e internacional.

Los gustos culturales van cambiando con el paso del tiempo, como también ocurre con las modas. En estos años estamos asistiendo a una eclosión de dos disciplinas artísticas en los teatros: los monólogos cómicos y los espectáculos de magia. Ambos ya contaban con el beneplácito de la gente, pues ocupaban programas específicos en la parrilla televisiva. Sin embargo, el interés del público ha sobrepasado la pequeña pantalla y cada vez son más los que asisten para verlos en directo. Centrándonos en el ámbito que nos ocupa, no existe punto de comparación entre ver un número por televisión y en persona, donde uno puede comprobar por sí mismo que no hay “ni trampa ni cartón”. Continuando en el terreno sociológico, considero que en España no existe una tradición arraigada de la magia, entendida como cultura, más bien en el imaginario colectivo es percibida como un mero entretenimiento, pero gracias al trabajo, la habilidad y el tesón de magos como Blass, esa idea infundada está desapareciendo, como si de un número de los suyos se tratara.

Recién recuperado de una grave fractura de cúbito y radio mientras triunfaba en los Ángeles en el prestigioso club “Magic Castle”, Jorge Blass, ganador de la Varita Mágica de Oro en Mónaco y del premio “Siegfried and Roy”, en las Vegas, regresa a su ciudad natal para hacer lo que mejor sabe y lleva haciendo durante 25 años, crear ilusiones y conseguir que grandes y pequeños digan sí la mágica. Con motivo de tal celebración, en el espectáculo hace un repaso y mezcla algunas de las disciplinas del ilusionismo, como la magia de cerca o micromagia, la de salón (donde se utilizan diversos accesorios de tamaño medio como cuerdas o pañuelos) y la elegancia y vistosidad de grandes ilusiones con la magia de escena. Un todo fabuloso e increscendo donde cada número es más emocionante y difícil que el anterior.



Cualquier mago clásico que se precie, debe hacer gala de su habilidad con las manos y deleitar a los presentes con un número de prestidigitación. He visto en directo más espectáculos de estas características, pero su elegancia y desenvoltura haciendo aparecer cartas de la nada supera todo lo anterior. Este hecho puede explicarse por haber sido aprendiz del maestro Juan Tamariz, quien nombra en repetidas ocasiones. Blass, creador de los efectos mágicos en el “El Médico, el Musical” y productor de “El Gran despipote” actualmente en cartelera, también se sirve de efectos mágicos como la desaparición, la teletransportación o la transposición de objetos. Podríamos denominar a dichos efectos como clásicos, pues son historia de la magia.

Nuestra vida actual no sería igual sin las nuevas tecnologías y Blass, como una prueba más de su dilatada experiencia e ingenio, se sirve de las mismas para protagonizar un arriesgado y asombroso número el “del pedido online” y así abrirse paso en la “Tecnomagia”. Por su innovación y continuo aprendizaje ha conseguido algo muy inusual entre los profesionales de este campo, vender uno de sus trucos al mago más internacional del mundo, David Copperfield. No creo necesario explicarlo, pero todas las ilusiones salieron a la perfección; incluso cuando, como todos los ilusionistas profesionales, su objetivo es que algo falle para conseguir el más difícil todavía. Sí es cierto, que me hubiera gustado contemplar algún número que entrañara cierto peligro como el escapismo, la levitación o la invulnerabilidad. 

Sin abandonar el terreno mágico, apuesto porque todos los espectáculos, con independencia del género, cuenten con un relato para hacerlos únicos. Un sello particular del artista que quede grabado en la mente de los espectadores y sirva como gancho para recomendar o volver a acudir al mismo evento. En Magia 360º los espectadores conocerán parte de la vida profesional y personal del mago, como su precoz entrada al ilusionismo o el proceso de gestación y maduración de algunos de sus números. En este sentido, subscribo y comparto el mensaje de Blass, director del 'IX Festival Internacional de Magia de Madrid', sobre la magia como hilo conductor de las emociones y un vehículo idóneo para ilusionar y eliminar las barreras de la imaginación. Estas pinceladas más humanas potencian el papel protagonista del público. Precisamente, el espectador también se convertirá en mago por unos instantes con un número de magia interactiva.


Una de las frases más repetidas en un espectáculo de ilusionismo es “¿Y cómo ha hecho eso?”, con la correspondiente respuesta del acompañante: “Si lo supiera, también lo haría yo”. Pues, sí, también escuché a la salida del Gran Teatro Bankia Príncipe Pío una conversación similar. No puedo dejar de mencionar la peculiaridad de este recinto escénico por estar cubierto con una gran carpa circense y contar con un escenario cruzado o de pasarela. Esta estructura requiere de una mayor atención por parte del artista, en este caso del taumaturgo, para no dejar ningún cabo sin atar e impedir que algún ojo indiscreto pueda ver más de la cuenta. Pero Blass, a sus 38 años, ya es mago viejo a estos efectos, y cuida hasta el mínimo detalle, como el efecto amplificador de la pantalla, situada al fondo del escenario, el diseño de luces, con sus respectivos contrastes, la melodía para acrecentar el suspense de sus números y un final apoteósico y verdaderamente mágico.


Para Jorge Blass “La magia es el arte de crear la ilusión de lo imposible”.  Compruébalo tú mismo y disfruta de una mágica experiencia 360 grados.


Alberto Sanz Blanco
@AlbertoSBlanco


Dirección: Jorge Blass
Asistentes en escena: Marc Ollé, Alejandro Sandes y David Navares.
Música Original: Yadam
Lugar: La Estación, Gran Teatro Bankia Príncipe Pío (Cuesta San Vicente, 44, 28008 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->