FALTA AUTOCRÍTICA - Canal Hablamos

NUEVO

02 enero 2019

FALTA AUTOCRÍTICA


Los resultados en las pasadas Elecciones Autonómicas de Andalucía han despertado a un gigante que llevaba durmiendo durante muchos años. Tras su fallido intento de lograr representación en las Elecciones Europeas de 2014, Vox se hallaba en sus horas más bajas apenas teniendo escasos concejales en todo el territorio Español y en las generales de 2016 un marginal e insignificante resultado de 46.781 votos, el 0,2 % del total de votos emitidos.

Pero en este artículo no voy a hablar de Vox, ni de sus medidas, ni de mi opinión sobre su línea ideológica de derechas de clara tendencia conservadora. Hoy voy a hablar de la decadencia de la política en nuestro país.

Una vez que se supieron los resultados, donde el partido de Santiago Abascal obtuvo 395.978, el discurso de todos los partidos de izquierda ha sido "la lucha contra el fascismo y la extrema derecha". Esa frase se ha convertido en un eslogan de campaña, ya enfocado a las próximas Elecciones Municipales, Autonómicas y Europeas que tendrán lugar el 26 de mayo de este año.


El Partido Socialista (PSOE), así como Podemos e Izquierda Unida (UP) han proseguido con la estrategia del discurso del miedo, todo con el fin de estimular sus bases de votantes que se quedaron en casa en cuando tocaba votar, según se está viendo con las encuestas y los estudios electorales. 

¿Pero no se dan cuenta que el problema no se arregla echando más gasolina al fuego?
Falta autocrítica por parte de estos tres partidos, en vez de preguntarse a si mismos "¿Por qué nuestros votantes nos han abandonado?" siguen errando completamente, al igual que les ha ocurrido en otros países a partidos que han visto sus resultados electorales ser prácticamente pisoteados por partidos emergentes (tanto de izquierdas como de derechas).

El insulto fácil es la mejor manera de lograr que tu rival gane. Si el plan de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez es colocar a Santiago Abascal en una posición de poder, entonces lo están haciendo genial. El bombo de prensa, el alimentar los titulares, y fijar como rival a batir en la derecha a Vox es la manera en que PSOE y UP le hacen la campaña electoral a Abascal y su gente.

Tampoco aciertan desde Ciudadanos (Cs) en jugar al despiste atacando a Vox con el discurso del miedo y a la vez tratando de negociar con ellos, ese malabar les puede salir caro ante sus votantes que han provenido del PP en los últimos años y esperan que Cs y Vox lleguen a un entendimiento. Tampoco le viene bien ante sus votantes que han provenido del PSOE, quienes esperan un gran distanciamiento frente a los de Vox.

¿Pero por qué lo hacen?
El objetivo real, y que se ve a mucha distancia, es dividir el espacio electoral de la derecha arropando a Vox en el debate. Pero esto no es nuevo, ya ocurrió en 2014 y 2015, cuando el Partido Popular (PP) hizo lo mismo con Podemos para que éste dividiera el electorado de izquierdas en tres bloques: PSOE, IU y Podemos. Aunque visto cómo han salido las cosas hasta hoy, al PP no le ha rentado esa maniobra y visto lo que ha ocurrido en Andalucía, tampoco le renta ahora a PSOE y UP repetirla contra la derecha.


Se ha perdido toda posibilidad de debate con argumentos en la política española con los partidos que ahora copan todos los medios. Los insultos, las etiquetas y los esloganes son el nuevo argumentario pobre de todos ellos. Pero eso no basta para frenar a un partido que es emergente.


Pero de nuevo, volvemos al problema real: la falta de autocrítica. El PSOE y UP deben investigar qué actuaciones han hecho para perder la confianza de sus votantes, y en base a eso reorganizarse y ofrecer un proyecto que atraiga de nuevo a los votantes. Tratar de enfocarlo todo a echar pestes del rival no llevará a ningún lugar excepto a su propia destrucción.

En 5 meses veremos muchos cambios en las ciudades y pueblos de nuestro país con el cambio de estructura en muchas salas de Plenos.
¡Feliz 2019!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->