AFTER: LA BANDA SONORA DE NUESTROS SUEÑOS - Canal Hablamos

NUEVO

02 enero 2019

AFTER: LA BANDA SONORA DE NUESTROS SUEÑOS



Muchas frases célebres contienen la palabra música, porque las canciones forma parte de nuestras vidas y cada melodía nos dice algo distinto a cada uno de nosotros. Si desean conocer la banda sonora de cinco jóvenes y reflexionar cuál puede ser la suya tienen una cita en un nuevo escondite ubicado en la sala Lola Membrives del Teatro Lara.

El autor de la obra nos invita a conocer la historia de José (Nicolás Gutiérrez), un joven recién llegado a la capital con la oportunidad de pinchar en el “Ocho y Medio”, el garito más importante de música Indie de Madrid, situado en plena Gran Vía. José, en esta nueva etapa, no está solo, tiene unos compañeros de viaje cuyo nexo de unión entre todos ellos es la música: David (Gaizka Pasalodos) deseoso de montar un grupo de música muy exigente y Dani (Juan Carlos Torres), quien también desea embarcarse en este mundo pero desde una mirada más empresarial. Una noche, después de la sesión de José, aparecerán en su casa Bárbara (Clara Garrido) y Cristina (Laura Ledesma), dos mujeres fuertes, de ideas claras, quienes pondrán sobre la mesa la realidad que les rodea y cuya presencia cambiara el curso de sus vidas.

Uno de los errores más típicos de los críticos teatrales es volcar nuestros gustos o miedos en los textos y pensar que al sentirnos identificados con una obra el público también lo hará. Como es obvio, suelo alejarme de errores de principiantes aunque no es negativo resaltar que los personajes de esta historia  han conseguido reflejar en 70 minutos los deseos e ilusiones de muchos jóvenes con ganas de vivir por y para la música. El texto de Víctor Gómez Pino, autor y director de la representación, encaja en la categoría de tragicomedia contemporánea, entendido como aquel género capaz de aunar situaciones dramáticas y cómicas con una problemática actual como hilo conductor.

Este joven dramaturgo, autor de Esdrújula, consigue crear un relato ágil, ligero, distendido y divertido y retratar de forma sensacional los distintos estados de ánimo asociados a diferentes momentos de nuestra vida: éxtasis al conseguir aquello que nos proponemos y su opuesto, desesperación y tristeza al ver que los días pasan pero nuestra vida parece estar estancada. Por otra parte, sitúa a la música como eje basculante de la representación y además de ser el nexo de unión de todos los personajes, aprecio una crítica y retrato implícitos a la dificultad de poder triunfar y vivir de la música. No obstante, hubiera sido positivo introducir más subtramas o situaciones que dieran lugar a enredos dentro del relato para enriquecer el texto, dotar a la obra de mayor profundidad y así, potenciar los elementos de juicio para el espectador. En lo relativo a la gramática textual, en el libreto encontramos comparaciones ingeniosas y las situaciones cómicas nacen, no tanto de chistes o chanzas si no de la forma de ser de los protagonistas, algo totalmente válido.


Como decía el protagonista del famoso anuncio televisivo, esto “es una fiesta” y la mejor manera de reflejarlo es, en los instantes previos al comienzo de la obra, poner música marchosa y recibir a los asistentes como si entraran a una discoteca. Estos pequeños detalles son los que engrandecen las obras y marcan las diferencias entre unas y otras. Los actores, por tanto, ya comienzan a interpretar sus respectivos papeles antes del inicio de la obra. Todos ellos realizan un buen trabajo, interaccionan con los presentes, interpretan con solvencia la figura del aparte y la técnica de la recreación de escenas pasadas –gracias a la perfecta iluminación a cargo de Víctor Mones– y, en definitiva, reflejan pasión por su trabajo. El punto de unión de todos ellos, es la casa de José, representada por el sillón tipo chéster ubicado en el centro del escenario.

El personaje central de la obra es José, interpretado por Nicolás Gutiérrez, recién llegado a Madrid con un trabajo como Dj en un importante local de la capital. En cuanto a sentimientos se refiere, parece un personaje estático pero a su forma y tiempo los va exteriorizando. Al igual que en su trabajo, en su vida personal necesita un espacio infranqueable por nada ni nadie. Este actor de gran formación y con trabajos en cine sabe dosificar dichas emociones y se muestra creíble sobre el escenario. Además, también actúa como narrador de la representación y va introduciendo algunas conversaciones y situando al espectador en distintos momentos del relato. Gaizka Pasalodos da vida a David, un amante de la música cuyo objetivo es montar un grupo, aunque debido a sus exigencias para encontrar a los componentes lo tendrá complicado. Pasalodos, figurante y actor, interpreta de forma correcta la actitud combativa y un tanto terca de su personaje y sabe explotar su vena bilbaína. El trío de amigos es completado por Dani, al que da vida Juan Carlos Torres. También ama la música como todos ellos, pero desde un punto más empresarial. Este actor valenciano, con más de una decena de obras a sus espaldas, destaca por su marcada gestualidad facial y corporal, interpreta de forma sensacional la personalidad frágil y amigable de su personaje e incrementa, gracias a ella, el componente cómico de la representación.

La pareja de amigas es interpretada por Clara Garrido y Laura Ledesma­. La primera da vida a Bárbara, una mujer de principios claros y cuya evolución personal va marcando las pautas de crecimiento de los demás amigos. Garrido, participante en prestigiosas series como La zona, Matadero o el Príncipe, va in crescendo a lo largo de la obra, junto a la madurez de su personaje, y nos regala interesantes y profundas reflexiones. Ledesma­ interpreta a Cristina, una mujer alocada con una personalidad fuerte cuando la ocasión lo requiere pero de carácter apacible para quien lo merece. Esta actriz de teatro, cine y televisión se complementa de forma sensacional con uno de los personajes masculinos, borda la voz y pose de alguien con unas cuantas copas de más y es la encargada de ejemplificar lo difícil que son las despedidas. Todos estos personajes nos invitan a compartir experiencias, decepciones y canciones mezcladas con algún que otro beso.


Cinco personas unidas por la música con un viaje en común que quizás, con el tiempo tenga un destino diferente, aunque siempre les quedará su After


ALBERTO SANZ BLANCO
PERIODISTA

Autor y director: Víctor Gómez Pino
Reparto: Laura Ledesma, Clara Garrido, Juan Carlos Torres, Nicolas Gutiérrez y Gaizka Pasalodos
Lugar: Teatro Lara (Calle Corredera Baja de San Pablo, 15, 28004)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->