SE VENDE: CUATRO MUJERES Y UNA ALOCADA OFERTA DIFÍCIL DE RECHAZAR - Canal Hablamos

NUEVO

02 abril 2019

SE VENDE: CUATRO MUJERES Y UNA ALOCADA OFERTA DIFÍCIL DE RECHAZAR



Con los alquileres por las nubes comprar parece ahora la mejor opción y más si alguien encuentra una buena oferta. Ahora bien, los actores de esta transacción deben conocerse mínimamente para que todo vaya sobre ruedas y luego no haya sorpresas, porque en España tenemos muy buenos profesionales de la interpretación y usura. Si aún tienen alguna duda pueden visitar los Teatros Luchana y comprobarlo ustedes mismos.

Julio Salvatierra, autor y director de la representación, nos invita a conocer a cuatro peculiares mujeres con premisas claras. Carol (Blanca Oteyza) desea invertir en pisos baratos y rentables. Casilda (Esperanza Elipe), promotora inmobiliaria, necesita vender para no ser despedida y tiene un piso perfecto para ofrecer, salvo porque se vende con abuela dentro: Camila (Enriqueta Caballero), una anciana de 75 años, enferma y en silla de ruedas. En el pack también viene incluida Celia (Helena Lanza) la nueva cuidadora colombiana-chilena. El precio puede ser una ganga pero a veces lo barato termina saliendo caro.

Con leer esta breve sinopsis podemos hacernos una pequeña idea del carácter alocado de la representación. De hecho, el género predominante es el de comedia de enredos con pinceladas de vodevil por el continúo ajetreo sobre el escenario y por contar con un argumento basado en la intriga y el equívoco. Estos son algunos de los adjetivos aplicables al texto de Julio Salvatierra. Este condecorado dramaturgo, al frente de la exitosa productora Pangea Producciones junto a Álvaro Lavín, confecciona un libreto ágil, ligero, sonoro (por las iniciales elegidas para sus personajes) vivo y divertido. Desde mi óptica, el carácter cómico de la representación viene sostenido por dos pilares: las situaciones surrealistas de las protagonistas y la genial actuación de este cuartero de actrices. Puede resultar suficiente, pero hubiera sido aún más hilarante si se hubiera potenciado el componente cómico del libreto con mayor abundancia de frases ingeniosas para acompañar el humor surrealista predominante.


La comedia, además de hacernos reír y pasar un rato ameno, debe ser también un vehículo para la reflexión y a veces llevando las cosas al absurdo podemos entender mejor un problema. En Se Vende hay una crítica latente y casi implícita de la cruda realidad de las personas mayores que viven en dependencia y soledad y del comportamiento cínico y aprovechado de algunos individuos. Ahora bien, no vale mirar para otro lado, porque como apunta el propio Salvatierra “Nuestros personajes actúan de forma inesperada, pero consecuente”. En definitiva, esta comedia es un reflejo de cómo se comporta la sociedad y qué lugar ocupa la ética para cada uno de nosotros.

La dirección artística también corre a cargo de Salvatierra, al frente de otras obras como Iberian Gangsters (2017); Los esclavos de mis esclavos (2016); o Transición (2013), y el resultado es satisfactorio. Siempre es un seguro contar con la calidad, profesionalidad y trayectoria de un reparto como este pero sin una buena dirección todo puede venirse abajo. La principal dificultad en este tipo de obras reside en no abusar de los componentes de lo absurdo porque se corre el peligro de cansar al espectador y caer en la repetición. En algunas escenas, sí aprecié esta monotonía pero fue resuelta con catarsis y giros argumentales. Perfectamente podrían haberse utilizado otros recursos como el flashback o la ruptura de la cuarta pared para aumentar el dinamismo de la función. Por otra parte, destaco el perfecto aprovechamiento del espacio escénico con escenas paralelas a ambos lados del escenario, con el correspondiente cambio lumínico, a cargo de Luis Perdiguero.  


Las artífices de materializar el libreto son cuatro actrices de reconocido prestigio, ataviadas con coloridos y florales vestidos, supervisados por Lupe Valero. Todas ellas saben mantener a sus respectivos personajes y controlarlos pues, de nuevo, una sobreactuación en roles marcados por tintes absurdos termina por convertirse en defecto. La trama gira entorno a Camila, la anciana sobre ruedas decrépita y senil, a decir de los demás personajes. Enriqueta Caballero lo interpreta con brillantez, realismo y agilidad. Siempre es un placer ver a una ilustre veterana referente cultural de los años del tardofranquismo y del teatro y cine de la transición con innumerables papeles. No tengo claro si disfruté más de los intentos de desvaríos mentales de su personaje o cuando consigue dejar a todos, público incluido, con la boca abierta, aunque probablemente me decante por esto  último.
El papel de la compradora recae en Carol, una elegante, detectivesca y misteriosa mujer a quien da vida Blanca Oteyza. Esta directora, al frente de la exitosa comedia Tiza, y actriz, con numerosas apariciones en teatro y series televisivas, aporta con su personaje un toque suntuoso muy interesante. De su actuación destaco su cuidada y potente presencia escénica y realismo a la hora de recitar frases insidiosas, punzantes y corrosivas.

Por su parte, Esperanza Elipe da vida a Casilda, una inocente y cándida vendedora de pisos al borde del despido y madre de un hijo. Resulta paradójico que el personaje más ingenuo protagonice los momentos más hilarantes y alocados de la representación, gracias a la brillante actuación de esta conocidísima actriz de televisión (Cámara Café) y cine (Abracadabra). La gestualidad facial y corporal de Elipe a la hora de acompañar los arrebatos de su personaje es sensacional. Completa este cuartero, Helena Lanza como Celia, la asistenta y cuidadora de Camila. Probablemente no sea el papel de su vida artística, después de poner el listón alto en La Cantante Calva (2018), pero resuelve con acierto, ingenio y gracia un personaje terremoto con acento sureño y proporciona dinamismo a la obra en su conjunto. En definitiva, cuatro mujeres de armas tomar con un piso entre las manos.


En Se vende disfrutarás de una alocada, ligera, sonora viva y divertida comedia protagonizada por cuatro mujeres y excelentes actrices



Alberto Sanz Blanco
@AlbertoSBlanco

Autor y director: Julio Salvatierra
Reparto: Enriqueta Carballeira, Blanca Oteyza, Esperanza Elipe y Helena Lanza.
Lugar: Teatros Luchana (Calle de Luchana, 38, 28010 Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->