THE HOLE: LA SENSUAL Y PROFUNDA ENTRADA A LA PER…DIVERSIÓN - Canal Hablamos

NUEVO

01 septiembre 2020

THE HOLE: LA SENSUAL Y PROFUNDA ENTRADA A LA PER…DIVERSIÓN



Sí, hemos vivido unos meses extremadamente complicados donde hemos tocado fondo. El encierro, la desescalada y la progresiva normalidad han cambiado nuestra forma de vida. Quizá sirvan de poco frases grandilocuentes de mercachifle barato, aunque la opción del lamento constante, tal vez, tampoco sea la solución. Los que opten por desprenderse de todos sus miedos, ataduras, tristezas y tengan como lema el Carpe Diem  vital serán los más indicados para acudir al pabellón al aire libre situado en Puerta del Ángel y…. ¡salir del agujero!


Después de siete años de éxito mundial por seis países  y de más 2.500.000 espectadores, The Hole aterriza o, mejor dicho, agujerea Madrid en los últimos coletazos del verano. La mezcla de humor irreverente, cabaret, burlesque, circo, música, aderezado de un tono provocador y sensual da como resultado un espectáculo fresco, innovador, atrayente en forma y fondo y con escasos precedentes en el teatro español actual.

Los aficionados al género habrán asistido a esta concepción de teatro; que no es otro que una reinvención de los conocidos como espectáculos de variedades; donde entran en juego intervenciones artísticas, números musicales, acrobáticos y demás artes circenses. Adaptar a los tiempos presentes este teatro de variedades –de origen parisino en 1790 y de enorme popularidad durante todo el siglo XIX– es la primera y gran virtud de LETSGO, Yllana y Paco León, equipo creativo de The Hole.


Humor gestual, textos ingeniosos y una sensual puesta en escena


Como he comentado en críticas anteriores, contar con el sello Yllana es un valor seguro en el universo cómico y sinónimo de provocación e irreverencia. El humor gestual, la mímica y en definitiva la comunicación no verbal –elementos característicos de esta compañía y productora teatral–también serán elementos esenciales en este show de dimensiones profundas. Para esta experiencia de teatro al aire libre, con las consabidas recomendaciones de las autoridades sanitarias, es necesario contar con una promotora experta en grandes construcciones como es LETSGO. Por último, el archiconocido actor sevillano por su papel en series televisivas (Aída), películas (No lo llames amor, llámalo X) y como director (Kiki, el amor se hace) demuestra su polivalencia y conocimiento de lo que demanda el público en la actualidad. En definitiva, una apuesta atrevida en la línea de espectáculos de la saga como The Hole Zero y The Hole 2. Además de la fusión de lo anteriormente expuesto, me gustaría reivindicar la desnudez humana en las artes escénicas como un recurso más, al igual que ocurre en el género cinematográfico y del que ya nadie se sorprende.



Pese al carácter alocado y cuasi improvisado, el espectáculo cuenta con un guion como eje estructurador de los números. Al frente de este difícil cometido está Secun de la Rosa, actor de enorme currículum –más de una veintena de obras teatrales y una treintena de participaciones en series televisivas– quien da sentado al hilo argumental y a sus personajes. Sin destripar nada, en su libreto conoceremos al lenguaraz y desvergonzado maestro de ceremonias, quien organiza una recepción en su mansión para dar a conocer su peculiar relación amorosa. Los invitados a la fiesta serán atendidos, cuando no asustados, por el Ama de Llaves, los Mayordomos y el resto del servicio de la mansión. En conclusión, un velada roída convertida en un pitote artístico y vodevilesco.


Como habrán comprobado, la sinopsis va acorde con lo ingenioso y delirante del espectáculo. Debido a la situación en la que nos encontramos, algunos de los textos hacen referencia explícita o implicitica al coronavirus. Este hecho supone un valor añadido a la función y una prueba más de cómo un libreto nunca puede darse por cerrado y siempre puede ser adaptado a prácticamente cualquier situación. Estamos, por tanto, ante una unión de la trama con el actual contexto de pandemia; un hecho que humaniza la obra, permite conectar con el público, sirve de analogía con el título del espectáculo y potencia su carácter reflexivo. Un acierto más, en definitiva, de De la Rosa y de todo el equipo del espectáculo.


La suma de lo cómico y artístico da como resultado un espectáculo circense completo, sorprendente y muy divertido

El espectáculo, por tanto, está conformado por el género cómico y el artístico. Aunque en algunos momentos no exista una separación específica, lo que constituye otro de los puntos fuertes del show. En el terreno cómico sobresale la figura del MC (Maestro de Ceremonias). Este personaje irreverente, desvergonzado y canalla tendrá como función dar paso a los distintos números y artistas pero sobre todo amenizar el espectáculo con su toque personal. Dado el gran número de sesiones, el espectáculo cuenta con tres MC’s (Cristina Medina, Álex O'Dogherty y Manu Badenes) cada cual más propicio para el puesto. Un incentivo más para acudir varias veces y así ver al polifacético O'Dogherty y al multidisciplinar Badenes.

En la función del último fin de semana de agosto, este papel fue interpretado por la camaleónica e imponente Cristina Medina. Los seguidores de las series televisivas asociarán este nombre al personaje de La que se avecina pero esta cantante, actriz teatral y productora cuenta con sobrada experiencia sobre las tablas (El Gran Despipote, Lunátika, La Cristi & los que vengan) y esta solvencia será percibida por el público. En su actuación derrocha energía y garra escénica y demuestra porqué su género más cultivado es el del humor. Medina extrae la carcajada del espectador con temas cotidianos y mundanos narrados con guasa y exageración y hasta en varios idiomas, o eso cree ella. De nuevo, la pandemia le sirve como base de alguno de sus monólogos como el declamado al final del espectáculo; propicio para escucharlo en bucle en momentos complicados y salir del agujero diario con energía. En definitiva, una sensacional maestra de ceremonias a la altura de este evento.


Si continuamos en el terreno cómico, el bailarín y patinador Nacho Sánchez se transforma en Pony Loco, una criatura andrógina cargada de sensualidad y perversión deseosa de tapar todos los agujeros como sea posible. Otro de los personajes centrales es Almon, una bola roja romántica, interpretado por Julio Bellido, gracias a un gran trabajo de caracterización y vestuario. Este cantante y actor también protagonizará una emotiva canción.

El carácter musical del show es aportado en gran medida por Los Mayordomos (Bruno Gullo, Carlos Valledor, Óscar Albert y Edgar López). Sus voces conjuntadas en perfecta armonía y su estilo de canto a capela y buen humor suponen un valor añadido al espectáculo, una seña de identidad propia y un revulsivo en los momentos donde el espectáculo parece dormitar. Serán los encargados de ejecutar un sensacional introito musical y mímico y de arrancar las palmas de los espectadores gracias a su popurrí de canciones conocidas.

El erotismo femenino viene de la mano de Vinila Von Bismark y Tamia Déniz en el papel de La Madame, ama de llaves y la encargada de poner firme a todo el que se suba al escenario. Su actuación es una mezcla entre el arte del New Burlesque (basado en el striptease clásico) y la provocación en su grado superlativo. Los espectadores también disfrutarán de un divertido y sensual baile entre luces estroboscópicas ultravioletas. Sin perder de vista el erotismo y la sensualidad pero desde las alturas, Arantxa Fernández y Leticia Lage, como “Las Supernenas”, deleitarán a los presentes con acrobacias aéreas de exquisita coordinación. Los mal pensados quizá destaquen sus habilidades para el sexo aéreo. En el lado masculino, y también desde el aire, Gustavo Sartori, en el papel de Super Gold, también volará por el recinto madrileño con la especialidad de tela acrobática. Este acróbata venezolano ha participado en conocidos talents shows dejando sorprendido al jurado, aunque verlo en directo es aún más emocionante. El final de su número, de extrema peligrosidad y complejidad, es simplemente sensacional.  




Ya entrados en el terreno artístico, Omar Marton y Giovanni Marton demuestran que fuerza y coordinación son compatibles en su número de mano a mano, con movimientos con un único punto de apoyo. Algo similar pero valiéndose únicamente de sus pies, los icarios Ricardo Rossi y Alejandro Rossi dejan boquiabiertos a los espectadores con sus acrobacias y la rapidez de las mismas. Por último, un espectáculo circense no puede ser tal sin un trapecista sin línea de vida. Ese es el arte de Alex Michael, artista curtido en los grandes escenarios del mundo, realizando números de enorme peligrosidad. Sin duda, uno de los más aplaudidos.


La reacción natural del espectador es pedir todavía más; por ello, puestos a pedir hubiera complementado bien al espectáculo juegos de acrobacia con aros, contorsionismo o números de magia, mentalismo e ilusionismo. Dentro de las artes expuestas, me faltó una coordinación en la sucesión de los números y una posible integración entre ambos, como un final conjunto y explosivo. No obstante, todos y cada uno de los artistas cumplieron, con creces, su función y deleitaron al público.


Escenografía funcional, iluminación intimista y un sensual vestuario


En una construcción de esta magnitud, habilitar una explanada con un fin teatral, el aspecto escenográfico y técnico es esencial; sin ellos, nada de lo visto en escena sería posible. Miguel Brayda es el encargado de la decoración del espacio escénico y opta por una plataforma central con dos escaleras a ambos lados y dos grandes y carnosos labios carmesíes en el centro del escenario. Esta disposición permite entradas y salidas limpias, sin apelotonamiento del elenco, y facilidad para la ejecución de los números. Hubiera sido interesante, el uso de la videoescena como complemento en algunas partes o recurrir a elementos como el humo escénico o el fuego para potenciar todo lo anterior. La iluminación corre a cargo de Juanjo Llorens, un nombre propio en este campo con infinidad de trabajos, algunos de ellos también relacionados con variantes del circo (Circo Mágico, Circlassica, Apocalipsis, Circo de los horrores), quien sabe explotar todos los recursos posibles y dar luz al espectáculo. Los juegos de luces fueron correctos aunque, de nuevo, podrían haber sido aún más espectaculares y acompañados, por ejemplo, de una banda sonora con el fin de aumentar los momentos de tensión de los números y personalizar todavía más el conjunto del espectáculo.


Por último, si nos ceñimos a la definición clásica de escenografía también viene incluido el diseño de vestuario. Al frente de él está Nicolas Vaudelet, diseñador francés de reconocido prestigio, quien realiza un vistoso y sobresaliente trabajo en comunión con la caracterización y maquillaje. En otros shows pueden parecer elementos complementarios, pero en este es vital para continuar con la estética atrevida, erótica y sensual de The Hole.

 

En The Hole entrarán en un agujero al aire libre, innovador, atrayente, cómico, artístico y cargado de sensualidad para salir de nuestro difícil agujero vital

 

Alberto Sanz Blanco

Periodista


  • Autor: Yllana y Paco León. Guión de Secún de la Rosa.
  • Compañia: LETSGO
  • Intérpretes: Alex O'Dogherty / Cristina Medina / Manu Badenes (maestros de ceremonias según el show)
  • Lugar: Carpa de The Hole Dirección (Avenida Huerta del Rasillo, s/n)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->