SOLO PARA ADULTOS: EL MÁGICO Y CÓMICO DESNUDO DE KARIM - Canal Hablamos

NUEVO

09 noviembre 2020

SOLO PARA ADULTOS: EL MÁGICO Y CÓMICO DESNUDO DE KARIM

 


Los regresos suelen ser complicados; más aún en un contexto de pandemia, una incertidumbre creciente y un desasosiego latente. El bálsamo de Fierabrás no existe, pero la cultura en general y la comedia en particular pueden ser un remedio natural para ‘lo que tenemos encima’. Si les interesa este antídoto, con esencias mágicas, aún están a tiempo de visitar los Teatros Luchana.

Hasta el espectador más despistado ha oído hablar de este show, que ha aglutinado a más de 50.000 espectadores en sus cinco temporadas, y de su protagonista, cuyo cartel de presentación no deja indiferente a nadie. Como recoge el programa de mano, ahora online, Karim cuenta a su público vivencias personales –como una boda con fabada, sobres vacíos, magia, un cuñado y hasta un enano– narradas con socarronería y desparpajo, y planea sobre temas mundanos, que más adelante mencionaré. Todo ello lo adereza con magia, improvisación, ilusionismo y demás recursos mágico-cómicos para conseguir el asombro y la estupefacción (cada uno que le ponga el grado) de los presentes.


El título elegido es la primera muestra de ingenio de este cómico asturiano de nombre árabe al utilizar un significante difuso, adulto.  Si nos ceñimos a la definición exacta, un adulto es alguien que ha llegado a la plenitud de crecimiento o desarrollo y, sin mirar a nadie, quizá muchos adultos no haya a nuestro alrededor. Bromas aparte, el gancho imperativo y excluyente de Karim funciona; al igual que el cartel del espectáculo diseñado por Daniel Fajardo. Con respecto a esto último, no destriparé nada, aunque sí afirmo que es un fiel reflejo de lo que presenciarán los espectadores; vamos, que no engaña a nadie.


Como cualquier espectáculo de humor, la temática tiene como origen el título, pero a lo largo de los minutos, los caminos de los cómicos son inescrutables. Karim desvela un marco conceptual previo muy interesante bajo el nombre de Antón Chéjov. No quiero desvelar la conexión directa entre este escritor y médico ruso con el espectáculo, pero lo considero un ejercicio de inteligencia mayúsculo. Esto permite al cómico –participante en conocidos programas televisivos, Cómedy Central, Ciento y la Madre (Cuatro), Sopa de Gansos (FdF)– desentenderse de las críticas adversas del contenido de la función y dotar a su espectáculo de identidad propia.


El sustrato teórico traducido a lo pragmático, lleva a Karim  a tratar temas como el matrimonio, descendencia o la acción intermedia entre ambas. Entre chiste y chiste, alguno igual de malo que ir por la calle sin mascarilla, destripa realidades no reconocidas por la sociedad, por miedo o vergüenza, y detalla el lado menos bonito de lo socialmente aceptado como tal. Por tanto, engancha de nuevo con la temática propia para adultos, con o sin experiencia. El contenido sexual no es propio de dicho espectáculo pero este cómico, curtido en los principales teatros de la capital, lo trata sin tapujos, con comparaciones ingeniosas y anécdotas propias con respaldo de la carcajada de los espectadores, además de un movimiento de cabeza inconsciente señal de aceptación. Resulta relevante la verosimilitud de los hechos, algunos acompañados de material fotográfico, porque es un paso más a la perspectiva simplona y cargada de modismos y tópicos de otros espectáculos de humor.


La comedia y la magia, sin ser a priori disciplinas hermanas, han terminado por convertirse en amigas inseparables con el transcurso de los años. Podemos hablar de una evolución de la capacidad comunicativa del ilusionista (el humor no es sino otra herramienta más de despiste del espectador) adaptada a los gustos y modas presentes, como es el del género monologal cómico. En Solo para adultos no hay un conflicto entre ambos mundos porque Karim, premiado en Congresos Nacionales e Internacionales de magia, se decanta por la comedia y la magia es accesoria y complementaria. Esta decisión, además de quedar reflejada en la descripción del evento: “comedia mágica”, no supone una merma; no obstante, sí me quedé con ganas de ver más números de ilusionismo como el usado para cerrar el improvisado descanso y, finalmente, su espectáculo.


En el terreno de la ilusión, otra de las esencias de la obra y que ensalza la figura de Karim es la inclusión de sombras chinas, un arte milenario de difícil ejecución. Me parece relevante este hecho, porque quizá pueda pasar desapercibido entre chistes, bromas y otros elementos en escena. Esta posible indiferencia no es algo exclusivo de esta obra sino una tónica creciente dado el bombardeo de otras construcciones cargadas de fuertes elementos lumínicos y escenográficos. De hecho, las sombras chinescas, una de las más antiguas artes del teatro de títeres y marionetas, pueden ser consideradas como un antecedente remoto del cine y, aplicado al teatro contemporáneo, el primer ejemplo de la videoescena.


La participación del público y la conexión directa con el maestro de ceremonias está muy presente. Resulta digno de elogio y no tan fácil de conseguir dadas las limitaciones de contacto y las máscaras faciales de los presentes. De ahí que nada más empezar, Karim exponga unas divertidas reglas, basadas en el lenguaje universal, para mostrar aceptación a sus reflexiones y chistes. La música e iluminación, a cargo de Adrián Sánchez López, maridan a la perfección con el show. Con canciones conocidas por todos los espectadores, se consigue romper la frialdad inicial e ir conduciendo el espectáculo. Con los tonos obscuros logra una iluminación intimista perfecta para la ocasión. En definitiva, un clima ideal para reír y disfrutar.

 

El mago y cómico Karim resiste en el teatro con gracia, ingenio e inteligencia en un divertido  espectáculo de comedia mágica pensado… Solo para adultos

 


 Alberto Sanz Blanco

Periodista

 

Dirección: Karim González

Guion: Karim González

Fotografía: José María Alcázar

Diseño gráfico: Daniel Fajardo

Diseño de iluminación y sonido: Adrián Sánchez López

Lugar: Teatros Luchana (Calle de Luchana, 38, 28010 Madrid)

Contacto: https://teatrosluchana.es/cartelera/solo-para-adultos/

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->