EN LA VIÑETA: EL UNIVERSO DEL CÓMIC DESDE LA VOZ DE JUAN GAMBA - Canal Hablamos

NUEVO

14 diciembre 2020

EN LA VIÑETA: EL UNIVERSO DEL CÓMIC DESDE LA VOZ DE JUAN GAMBA

 



Narrador, cuentacuentos, contador, rapsoda, cuentero o cuentista. Llámenlo como ustedes quieran pero llámenlo. Prácticamente nada de lo que hoy conocemos sería posible si no hubieran existido personas capaces de compartir sus conocimientos y transmitirlos de generación en generación. Con el paso de los años pudieron plasmarse en papel con palabras y dibujos. Estos últimos serán los protagonistas del espectáculo ubicado en la sala Off Latina gracias al último trabajo de Juan Gamba, donde para ver deberemos oír.


En el mundo teatral, como parte integrante del cultural, se busca lo novedoso, asociado, de forma falaz, a lo tecnológico o a superproducciones con grandes recursos técnicos y escenográficos. Por supuesto que esto es demandado por el público, pero no sería posible sin una idea primigenia o un relato estructurador, que es en definitiva, un cuento. Este es el punto de partida de la obra que nos ocupa –una sucesión de relatos nacidos de cinco grandes dibujantes del llamado noveno arte, el cómic– y el lugar de trabajo del actor, narrador e improvisador, Juan Gamba, un nombre propio en esta variante monologal.


Como en cualquier encuentro en nuestra vida, el primer paso es establecer un marco conceptual entre las dos partes, en este caso entre actor y público. Gamba, capaz de convertir un escenario vacío en una selva, ciudad o cueva, sienta las bases de su espectáculo unipersonal con un medido introito y rompe con el mundo exterior. Una vez claras las reglas comunicacionales solo queda sumergirse en los relatos extraídos del mundo del cómic. Este universo compuesto de imágenes y apenas texto acapara legiones de seguidores y lectores y, como en cualquier disciplina hay verdaderos especialistas, pero también neófitos en la materia. Una de las primeras virtudes de esta construcción teatral es el carácter transversal; no es necesario ser un entendido para disfrutar y absorber la sabiduría de las historias, y es posible gracias al carácter didáctico del actor y a su templanza.



Curtido en bibliotecas, pues como él mismo reconoce es el punto de partida de todo narrador, este actor hace un recorrido por los principales estilos del cómic (americano, europeo y manga) con algunos de los autores más destacados como el brasileño Renato Moriconi, el americano Neil Gaiman, el francés Bastien Vivès, el japonés Jiro Taniguchi, el laureado español Paco Roca y una sorpresa como divertimento y broche final. En un arte con millones de referencias, la labor de selección de textos es ardua y, desde mi óptica, la elección es acertada e inteligente por incluir las principales corrientes y relatos con enorme carga de profundidad, tramas atrayentes y finales inesperados. Las temáticas también son diversas y van desde lo etéreo del mundo onírico y fantasioso a reflexiones cotidianas sobre el amor a la naturaleza y a la vida sencilla.


No por obvio, debemos dejar de mencionar la dificultad que supone narrar historias usando la voz como único recurso sin ningún otro elemento visible. La memoria, por tanto, es el factor central, y no solo hace referencia al número de textos ni al hecho de recitarlos, sino al conocimiento y manejo de la estructura interna y al subtexto de cada uno de los relatos. Este es el marco en el que se mueve todo narrador oral; el factor diferencial radica en las habilidades comunicacionales y artísticas del narrador, siendo Juan Gamba un verdadero maestro en ambas disciplinas.


Este malabarista de la palabra pasa páginas, a color o en blanco y negro, con bocadillos o textos en recuadro, regala al público descripciones minuciosas de los hechos acompañadas y complementadas con su marcada gestualidad facial y corporal. Cabe destacar su mirada profunda, intensa y prolongada como si sus ojos fueran la correa de transmisión de las tiras gráficas. Con su voz cálida y acogedora va recreando a los personajes de las historias, con cambios de registro, tonalidad y acento en función de la forma de hablar y expresarse con un resultado sobresaliente. Capaz de adoptar personalidades múltiples, este actor de dilatada formación va tomando la forma de cada personaje con narraciones en primera, segunda y tercera persona desde la omnisciencia (todo lo ve y todo lo sabe). Este cóctel de elementos, sumado a los silencios y pausas estratégicos da como resultado la excelencia. Resulta fácilmente apreciable con las caras de asombro de los presentes y los aplausos sonoros y sinceros entre cuento y cuento. En definitiva, despierta en el público emociones acorde con perder un ser querido, enamorarse del chico o la chica de tus sueños o encontrar sentido a la vida.




Entre su larga experiencia sobre las tablas, destacaría su anterior espectáculo (Cronista de sucesos) donde ya puso a prueba todas habilidades anteriormente descritas. Sin embargo, como si de un ejercicio circense se tratara, hay que conseguir el más difícil todavía, y en En la viñeta, Gamba no solo relata los hechos sino describe las imágenes y las acerca a los presentes. Un ejercicio no al alcance de todo profesional escénico; de ahí que sea definido como “Un vendedor de palabras que terminó siendo un gran contador de historias”. En este sentido, recomiendo a los espectadores cerrar mínimamente los ojos para que las palabras del artista vayan convirtiéndose en brochazos en nuestra imaginación, gracias a su sensibilidad, amor, gusto y respeto puesto en cada relato. Dicho de otro modo, Gamba – con el asesoramiento de la  actriz, improvisadora, narradora, cómica, y dramaturga Ángela Conde– consigue el equilibrio entre los hechos narrados, la imagen mental del espectador y la imaginación de cada uno de ellos.  Este último elemento resulta fundamental, enriquece al espectáculo y hace que la experiencia en los presentes sea única y personalizada.


El realismo y la intensidad con la que narra las historias son dignos de encomio y una muestra externa es el cartel del espectáculo. En un primer momento quizá no entiendan nada; por ello es recomendable una vez finalizada la obra, mientras las reflexiones planean sobre su cabeza, visionar de nuevo el cartel para encajar las piezas del puzle y admirar el ejercicio de síntesis del maestro dibujante y escritor sevillano Miguel Brieva. Desde una mirada interna, la puesta en escena es él mismo, solo apoyado por los ejemplares de las novelas gráficas y el gran trabajo de Marcos Verdú en el diseño de iluminación. Los cambios y degradados lumínicos se convierten también en un lenguaje porque anticipan, potencian o colean las palabras del narrador y crean una atmósfera aún más propicia para dejarse llevar y disfrutar.

 


La mejor forma de demostrar el talento, don e ingenio de Juan Gamba en La viñeta es la narración oral para dar palabras a lo que nos cuentan las imágenes

 


Alberto Sanz Blanco

Periodista



Autor: Juan Gamba

Dirección: Coach de Ángela Conde

Adaptación: Textos e imágenes de Neil Gaiman, Paco Roca, Taniguchi, Bastian Vivés y Rentato moriconi.

Lugar: Sala Off de la Latina (Calle de los Mancebos, 4, 28005)

Contacto: https://offlatina.com/espectaculo/en-la-vineta/

 

 

1 comentario:

  1. Es el tiempo apropriado para hacer algunos planes para el futuro y es hora de ser feliz. Yo he leído este post, y si pudiera yo anhelo sugerirte algunas cosas deslumbrantes o consejos. Quizá tú puedes escribir los próximos artículos con relación este artículo. ¡Yo quiero aprender más cosas acerca de esto! Traductor jurado frances Cordoba

    ResponderEliminar

-->